La decisión de invertir en Bolsa

Queridos lectores, llegada la segunda quincena del mes de enero de 2012 debemos recordar algunos conceptos básicos para el inversor novel que se esté planteando aprovechar las pasadas correcciones de precios en los títulos de nuestra bolsa.

El mercado español en su principal índice de referencia el IBEX35 perdió un 13% en el pasado año. Evidentemente al ser este una media ponderada, las bajadas de precios fueron muy superiores en algunos valores y menores en otros, por lo que existen muchas “oportunidades” de compra con vistas a medio o largo plazo. Es por ello que hoy para nuestros “pequeños y medianos inversores”, vamos a repasar algunos conceptos previos a: “La decisión de invertir en Bolsa”.

Cuando el ciudadano ahorrador observa como poco a poco sus depósitos bancarios se ven afectados por una menor rentabilidad debido a las rebajas de tipos de interés, puede empezar a plantearse de que manera aumentar los ingresos de su capital o rentas procediendo a acercarse al mundo de la renta variable en especial la Bolsa de Valores.

Para proceder a invertir en Bolsa, deberá observar y conocer unos primeros pasos de obligado cumplimiento si quiere participar con un mínimo de posibilidades de éxito en su primera incursión bursátil y plantearse varias preguntas previas como:

  1. ¿Estoy psicológicamente preparado? No se trata de realizar ningún curso de psicología aplicada a los mercados, más bien consiste en conocerse a sí mismo y saber controlar la ansiedad, el miedo, el riesgo económico y sobre todo la paciencia necesaria para no actuar de manera nerviosa o dejarse llevar por las noticias e informaciones alarmistas –cuando no interesadas- de los medios de comunicación e internet.
  2. ¿Qué cantidad puedo utilizar para la inversión? No nos cansaremos de repetir que una norma prioritaria de la inversión en renta variable dice que se debe utilizar para invertir el dinero que no nos vaya a hacer falta en un periodo de 2 a 3 años, sobre todo cuando es la primera vez. Esto no indica que siempre deba permanecer mucho tiempo invertido, si no que se debe prever esta circunstancia.
  3. ¿Qué riesgos puedo asimilar económicamente? Se debe calcular que cantidad monetaria estamos dispuestos a perder o qué porcentaje del total, en el caso de que realicemos una “entrada” equivocada o que el valor elegido entre en un periodo de corrección de precios. Por lo que deberemos colocar un “stop de protección” que limite las posibles pérdidas.
  4. ¿Qué conocimientos tengo sobre la inversión en Bolsa? Lo ideal es prepararse con antelación “antes de actuar de verdad”, coger todo el conocimiento posible sobre inversión a través de libros, periódicos especializados, páginas de bolsa, foros o asesoramiento profesional –esto suele ser lo más apropiado- e incluso “practicar en casa” mediante compras ficticias que nos demostrarán nuestra capacidad de acierto o error preparándonos para el día de la compra real.
  5. ¿Qué valores debo comprar? Para esta pregunta existe en el mercado de valores cientos de productos o títulos susceptibles de compra o participación, cada uno tiene su componente de beneficio-riesgo. La lógica nos indica que invertir en valores arriesgados nos puede llevar a realizar fuertes plusvalías y ganar mucho dinero o por el contrario…¡¡¡ acercarnos a la ruina !!!

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

La inversión en renta variable como puede ser en la Bolsa requiere de una preparación técnica o apoyo especializado y casi nunca será la solución económica para personas que arrastren problemas anteriores en su patrimonio o deseen “hacerse ricos rápidamente”.

Los mercados están preparados para “fulminar” en muy poco tiempo los anhelos de inversores noveles que se aventuren sin preparación ni suficientes recursos financieros, ya que la complejidad de las oscilaciones en los precios hacen que se produzcan fluctuaciones violentas en momentos determinados, que expulsan al participante “novato” cuando menos se lo espere ocasionándole pérdidas controladas –si es por un Stop Loss– cuando este tiene suerte o lo convierte en un inversor a largo al quedar “pillado en un valor” debido a una bajada importante de las cotizaciones.

El índice IBEX35 ha realizado durante este último año un descenso notable desde la cota de los 11.100 puntos marcada en el mes de febrero de 2011 hasta el soporte de 7.600 puntos donde parece haber realizado un doble suelo que le debe proyectar a recuperar terreno durante estos próximos meses e intentar superar la resistencia de los 9.300 puntos que actualmente se perfila como la más importante y de superarla transmitiría una señal esperanzadora de que la crisis bursátil -como en otras anteriores- aunque parezca un mal sueño interminable… también tendrá su final.

La actitud inversora de las personas que pretendan intervenir en el mercado con escasos conocimientos en la materia, se deberá limitar a la compra de acciones en valores de gran capitalización y liquidez, en empresas grandes, conocidas e importantes en su sector económico, que repartan dividendos y tengan una generación de beneficios de manera recurrente.

Como venimos aconsejando habitualmente en esta sección, los milagros en la Bolsa no existen, solo la preparación, el estudio, el conocimiento y la habilidad inversora de cada individuo hace lograr los objetivos marcados por este. Debemos también reconocer que el estímulo anímico que se obtiene cuando una inversión finaliza de la manera deseada por el participante es muy especial y compensa todas las posibles dudas o los miedos pasados durante el periodo inversor.

(Ver artículosPreguntas y respuestas para el nuevo inversoryCaída de la Bolsa, opciones del inversor).

La frase elegida para este artículo es de un gran magnate inversor y dice así: “A menos que puedas ver tus acciones caer un 50% sin que te cause un ataque de pánico, no deberías invertir en el mercado bursátil”, Warren Buffet.

Nosotros desde Consejos de Bolsa, seguiremos la actualidad económica y bursátil para aprendizaje, contraste de opiniones o asesoramiento de lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta