Preguntas y respuestas para el nuevo inversor

Queridos lectores, la inversión en acciones de valores que cotizan en las bolsas plantean grandes interrogantes desde el punto de vista de un futuro inversor novel o aficionado, cuando el mismo considera la posibilidad de intentar sacar mayor rendimiento a sus ahorros o parte de su capital.

El futuro inversor se formula muchas y muy diversas cuestiones a la hora de intervenir en los mercados como: ¿Cómo se invierte?, ¿En qué acciones de empresas?, ¿Qué cantidad de dinero? y sobre todo “la pregunta del millón” que es: ¿Cuándo debo entrar a comprar? etc. Por todo ello y algunas cosas más que le puedan sacar de dudas, hoy para nuestros “pequeños y medianos inversores” vamos a intentar responder algunas de ellas con: “Preguntas y respuestas para el nuevo inversor”.

Con las fuertes correcciones sufridas por los mercados de bolsa, en nuestro país, empiezan a aparecer voces y textos difundidos en los medios de comunicación de la decidida intervención de las autoridades monetarias mundiales para solucionar la crisis, que indican la posibilidad de que el fondo del mercado esté visto y lo que toca ahora puede ser ir recuperando poco a poco niveles más lógicos en los precios de las acciones.

Son muchas las personas defraudadas al considerar que tras varios años de inversión en depósitos a plazo fijo o participando en fondos de inversión, los resultados monetarios conseguidos superan levemente la inflación, cuando no, termina por debajo de sus expectativas con rentabilidades negativas, por lo que su acercamiento hacia la renta variable a veces es más del tipo “necesidad” que de “pura vocación”.

Entre las normales dudas del “no iniciado” vamos a destacar algunas de las más básicas:

  1. ¿Cómo se invierte?: La inversión en la compra de acciones se realiza de varias formas o conductos, que pueden ser, abriendo una cuenta de valores desde una oficina bancaria, banca en internet o mediante intermediarios financieros como los denominados bróker on line, que suelen tener comisiones más bajas y una gran gama de herramientas para seguimiento de la inversión y localización de inversiones futuras.
  2. ¿En qué acciones de empresas?: Existen gran cantidad de empresas que cotizan en nuestros mercados, por lo que se debe definir el tipo de empresa que nos puede interesar y el sector económico que componen, además de su capacidad para generar beneficios. Para inversores noveles es aconsejable “empezar” por las grandes empresas que sean muy representativas y con gran capitalización.
  3. ¿Qué cantidad de dinero?: La respuesta siempre debe ser: “El que no le vaya a hacer falta en un periodo como mínimo de dos años”. La cantidad deberá ser de un máximo de 1/3 del capital destinado a tal efecto en las primeras inversiones.
  4. ¿Cuándo debo entrar a comprar?: Esta cuestión es la principal incógnita para todo inversor, aficionado, pequeño o mediano, en el instante de colocar las órdenes de compra del valor elegido. Como norma general la respuesta es: “Cuando esté barato” pero esto no ayuda mucho a los principiantes y enseguida surge otra duda: ¿Cuándo está barata una acción? Pues podemos considerar que una acción está barata cuando viendo su serie histórica (gráfico) veamos que el precio ha sufrido una bajada excesiva o pronunciada que aparentemente no se justifica con el volumen de negocio, beneficios, posicionamiento en el mercado y perspectivas de crecimiento futuro.

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

La inversión en bolsa suele ser como una especie de aventura de la que al principio en las primeras “excursiones” se suele salir “lesionado”. La dificultad para determinar si el precio de una acción es el adecuado para proceder a su compra, es el principal inconveniente para evitar errar en nuestra decisión.

La situación actual del Ibex35 de la Bolsa de Madrid, índice que representa a los valores más importantes de los que cotizan en este país, está siendo duramente castigado por la crisis económica doméstica y global, no obstante, existen sectores -por ejemplo bancos-que se pueden ver beneficiados, si se consigue por fin, los acuerdos necesarios en la euro zona tras la última actuación coordinada de los grandes bancos centrales del planeta para solventar el problema de liquidez.

Las reuniones entre los líderes de Alemania y Francia en estos últimos días al parecer van por el buen camino con vista a la importante reunión del día 9/12/2011, donde se debe consolidar una zona euro más fuerte y fiable que “desatasque las tuberías” de la fluidez de financiación de la Deuda para los gobiernos nacionales comunitarios a precios asumibles y que no les hipoteque el futuro como hasta ahora.
El nuevo inversor debe dejarse asesorar, leer, aprender y desconfiar sistemáticamente de las milagrosas rentabilidades “sin riesgo” que a estas alturas del siglo XXI deberían estar superadas por un mejor conocimiento del aspirante a inversor, que como todos los ciudadanos de medio mundo y durante los últimos meses, recibe un “curso acelerado diario de economía” cada vez que conecta su televisor o pantalla de ordenador.
(Ver artículos¿Qué tipo de inversor soy?y¿Es momento de apostar por la Bolsa?).

La frase que acompaña este artículo dice así: “El dinero es tu esclavo si sabes emplearlo; tu amo, si no sabes”, Publio Siro.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos informando y aconsejando para lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta