¿Qué tipo de inversor soy?

Queridos lectores, nos encontramos en un momento económicamente complicado en la zona euro debido a la tan difundida y contagiosa crisis de la Deuda en varios países miembros, lo que se ha trasladado a los mercados de bolsa que han reaccionado con importantes correcciones en los precios de las acciones.

Cuando se llega a este tipo de situaciones bursátiles tan complejas, los “pequeños y medianos inversores” deben replantearse y confirmar si es preciso, la respuesta inicial que debieron contestarse a si mismos, cuando empezaron a planificar su futura inversión en productos de renta variable y que por pura lógica financiera pudo ser: ¿Qué tipo de inversor soy?

La primera decisión y reflexión del inversor debe estar orientada hacia qué fue lo que le impulsó a realizar dicha inversión y que estrategia debe seguir para la consecución de su propósito, sabiendo que se pueden utilizar varias de estas, adecuando su gestión al desarrollo de precios y las tendencias o fluctuaciones que sufran los valores elegidos.

Hoy vamos a distinguir entre tres tipos de inversores, para poder ver si algún perfil se adapta a nuestra forma de participar en el mercado:

  1. Cazador de gangas: El perfil de este tipo de inversor es el del individuo que va contracorriente y se adentra en “terrenos” donde la mayoría no quieren ni “pisar”, procediendo a comprar títulos de empresas pequeñas que atraviesan problemas económicos puntuales y que han bajado mucho en sus cotizaciones, con la esperanza de que en un futuro cercano los precios se recuperen generándole grandes beneficios.
  2. Inversor de empresas en expansión: Este inversor apuesta por empresas que pueden basar su negocio en sectores con importante futuro económico que pueden abarcar desde la tecnología, telecomunicaciones, productos farmacéuticos, biocombustibles, desarrollos para Internet, energías alternativas o medios de comunicación entre otros. La compra de estos títulos se realiza para un horizonte temporal medio ya que sus acciones pueden tardar en reflejar el posible éxito de su gestión empresarial.
  3. Inversor en empresas de gran tamaño: Es el perfil del inversionista que prefiere una mayor estabilidad y seguridad de su dinero, por lo que interviene en empresas consolidadas en sus respectivos sectores. La solidez de resultados, la experiencia, el tamaño de negocio, la diversificación de ingresos y beneficios le “garantizan” la consecución de buenas rentabilidades, plusvalías e incluso dividendos, en muchos casos, como sucede con valores de empresas del tipo telecomunicaciones, bancos, electricidad, petróleo o infraestructuras. Esta inversión se suele realizar para más largo plazo. El inversor la suele planificar de manera madurada y consciente de las ventajas y riesgos que esta le supone.

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

Existen otros diferentes tipos de inversores, pero esencialmente estos, suelen ser los más habituales o por lo menos responden a los estereotipos más frecuentes de los individuos que participan en los mercados de valores.

Podemos decir que el primer tipo –el cazador de gangas- refleja y señala a un inversor arriesgado y con un perfil claramente definido a asumir el binomio rentabilidad/riesgo como parte de la “aventura”, en su búsqueda de una máxima ganancia para su capital invertido.
El segundo perfil –inversor de empresas en expansión- nos detalla a un individuo que apuesta por algo que puede resultar muy beneficioso, pero que deberá esperar un tiempo para conseguirlo y reaccionar rápidamente ante cualquier fallo importante en el desarrollo o evolución de la empresa elegida.
El tercer perfil –Inversor en empresas de gran tamaño- Se adapta perfectamente al inversor que “sacrifica grandes rentabilidades” a cambio de una mayor seguridad en su gestión, aún sabiendo, que hasta la más grandes empresas han tenido periodos de alta volatilidad, malos resultados y caídas vertiginosas en sus cotizaciones, pero…no suele ser lo habitual… y al poco tiempo suelen recuperarse debido a su mayor virtud que es su tamaño, recursos, posibilidades de negocio y ocupación de amplias franjas del nicho de mercado al que pertenecen.

La pregunta con la que titulamos este post dice: ¿Qué tipo de inversor soy? Pues la respuesta la tienen ustedes, solo deben mirarse ante estos tres “espejos” y seguro que en alguno de ellos…¡¡¡ se ven reflejados !!!

(Ver artículos Cuánto vale una acción en la bolsayLa inversión y el juego en la Bolsa).

La frase económico-financiera elegida para este artículo dice así: “La mayoría pedimos consejos cuando sabemos la respuesta, pero queremos que nos den otra”, Ivern Ball.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos analizando la actualidad económica para lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta