Los perfiles del inversor

Queridos lectores, ante los distintos tipos de inversión existentes en los mercados de valores como acciones, bonos, obligaciones, fondos etc… tenemos que tener siempre presente un precepto prioritario antes de proceder a invertir que es… nuestro propio perfil.

Todas las personas tenemos diferentes modos de pensar, actuar, arriesgar y capacidad de adaptación ante los vaivenes de los mercados, por ello para los “pequeños y medianos inversores” hoy vamos a repasar y conocer los perfiles del inversor.

Partiremos de la base de que antes de realizar cualquier movimiento de compra bursátil, el futuro inversor deberá tener en consideración varios conceptos referentes a su personalidad y expectativas de beneficios o en su caso pérdidas, motivadas por la realización de sus órdenes ejecutadas en el mercado.

CONCEPTOS PRIORITARIOS:

  1. Lo primero es aprender “de que va” el producto con el que se quiere especular.
  2. Buscar el asesor financiero autorizado que será el indicado para evaluar su nivel de riesgo y determinará su perfil inversor.
  3. Respetar los decálogos del inversor –consejos de bolsa– y aplicarlos de manera metódica y rigurosa.
  4. Plantearse tres temas esenciales como son: El plazo, la rentabilidad y el riesgo.

Veamos que el plazo de la inversión es fundamental para conseguir los objetivos buscados, el planteamiento inicial debe ser medio o largo plazo porque tratándose de renta variable, las fluctuaciones de la bolsa pueden ocasionar en momentos determinados pérdidas dinerarias que precisan de tiempo para su recuperación.

En cuanto a la rentabilidad, se debe plantear el inversionista: ¿Que espera conseguir con el producto elegido? Los hay que buscan una rentabilidad fija –o casi fija- exenta o atenuada de riesgos y los que buscan rentabilidades más altas sabiendo que el vínculo entre mayor rentabilidad y riesgo van estrechamente unidos.

El tercer tema esencial es el factor riesgo, este quizá sea el más complicado de admitir por el inversor novel, su propio nivel de riesgo, deberá ser planteado y asimilado por cada inversor conociendo su nivel económico de renta, gastos, edad, psicología, cota de aprendizaje sobre el mercado y futuras necesidades dinerarias.

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

Los perfiles del inversor son muy diversos tanto a la hora de acometer una compra de acciones como al “temple emocional” necesario para dejar correr unas plusvalías para la consecución de una mayor rentabilidad.

Los inversores noveles deberán evitar caer en picarescas, timos y “chiringuitos financieros” de personas o entidades que ofrecerán grandes rentabilidades a cambio de ningún riesgo, especialmente si presentan un pequeño historial de beneficios rápidos pasados como “avales futuros” ya que en los mercados de valores no existen los “milagros” –si la fortuna casual- pero ésta es de aparición muy escasa.

(Visitar esta eficaz y económica plataforma de contratación, con periodo de prueba gratis).

Conocer nuestro propio perfil inversor es el primer buen paso para conseguir el objetivo buscado de…  !!! Rentabilizar parte de nuestro capital a través de los mercados financieros y de valores!!!

(Ver artículosComo acertar invirtiendo en Bolsa IyErrores de novatos en la inversión bursátil).

La frase elegida para este artículo dice así: “La mayor riqueza del hombre consiste en tener un ánimo suficientemente grande para no desear la riqueza”, Johann W. Goethe.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos recordando y explicando todos los temas económico-financieros importantes para lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta