El crédito fluye de nuevo, ING y Sabadell

el-crédito-fluye-de-nuevo-ing-y-sabadell

 

Por lo que parece, el crédito fluye de nuevo en España, muchas entidades se han lanzado a reducir diferenciales en sus hipotecas o a conceder préstamos personales, en aras a incrementar sus resultados operativos. Hoy en CdB analizamos dos préstamos personales de dos entidades, ING Direct con su Préstamo Naranja y Banco Sabadell, con su Préstamo Expansión

A raíz de la crisis de 2008, como muchos ya saben, el grifo de los préstamos o créditos en este país se cerró, entre otras cosas, como consecuencia de los excesos anteriores, sin embargo, de un tiempo a esta parte, parece que los bancos vuelven a querer prestarnos dinero, eso sí, con condiciones mucho más estrictas. En este otro artículo, ya habíamos comentado las bajadas de los diferenciales de las hipotecas y algunas de las causas que llevaron a estas reducciones,pero hoy nos vamos a centrar en los préstamos personales, con dos entidades que ofrecen unas condiciones interesantes, aunque también tienen sus peros.

El crédito fluye y comenzó con las hipotecas

Cuando los bancos deciden volver a prestar dinero, el primer impacto se da en los llamados préstamos hipotecarios, ya que es el volumen de negocio más importante, un claro ejemplo lo tenemos en una de las dos entidades que hoy analizamos, ING y su hipoteca naranja (puede revisarla aquí) Ahora bien, la ventaja para el consumidor de este tipo de productos financieros, es que en su mayoría se contratan a tipos de interés variables, referenciados con indicadores como el Euribor y como este, gracias al BCE, no para de bajar, las condiciones también son cada vez más favorables, llegando a niveles del 0,99% sobre dicho índice interbancario. Eso sí, debemos tener en cuenta los gastos y siempre que comparemos, utilizar la TAE que el banco nos facilita, porque sino, puede llevarnos a confusiones sobre el coste financiero real.

Pero lo que es bueno `para nosotros, quizá no lo sea tanto para ellos. Hoy en día el sector financiero se ve afectado por estas bajadas de tipos y busca otras alternativas de negocio, como los préstamos personales o los servicios financieros (planes de pensiones, bolsa, etc) por lo que parece,  el crédito fluye de nuevo y esto, dependiendo de para que necesitemos el dinero, puede ser una noticia positiva. Como en todo, hay que sopesar los pros y contras, para poder decidir en base a ellos, porque recordemos que una deuda siempre, siempre debemos pagarla.

Los préstamos personales, ING y Sabadell

Hoy queremos analizar dos préstamos personales, el primero es de la entidad naranja, ING Direct y tiene un nombre de ese mismo color, a la fecha de hoy, tiene un TIN fijo del 6,95% que supone una TAE real del 7,18%, sin comisiones y sin condiciones de vinculación, es decir, que podremos solicitar directamente este préstamo, aportando DNI, nómina o pensión y el formulario de apertura, el período máximo es de 74 meses. Por ejemplo, para un importe de 12.000 euros, a 60 meses, la cuota mensual sería de unos 237 euros, con un total de unos 14.237 euros entregados al final del préstamo. No está de más revisar la cuenta nómina de esta entidad (siga este enlace), porque tampoco tiene costes de mantenimiento y puede ser el complemento ideal o si queremos comenzar a trabajar con la entidad, sin vincularnos con ella, su cuenta de ahorro (revisada aquí) es una opción nada desdeñable.

La segunda entidad que mostramos hoy es Banco Sabadell, con su préstamo Expansión, este sí tiene comisión de apertura y gastos de reembolso anticipado, su TIN es del 7,5% y una TAE del 9,88% tampoco exige vinculación, pero no estaría de más mirar este enlace a su Cuenta Expansión para complementarlo. Eso sí, este tiene un plazo máximo de 96 meses. Si utilizamos el mismo  ejemplo que en el caso anterior, la cuota a pagar mensual sería de unos 240 euros, en este caso con una comisión de apertura de 240 euros y un seguro de unos 500 euros de prima única, ambos a pagar al inicio, la cantidad entregada al final, sería de unos 15.169 euros.

Como vemos, ambos tienen cuotas mensuales similares, pero en el de Banco Sabadell, debemos asumir los gastos iniciales, que afectarán a la TAE y que ING no tiene. En definitiva y para acabar por hoy, podemos concluir que el crédito fluye, que esto va a suponer mejores condiciones en hipotecas y préstamos personales como estos, pero que pagar, siempre debemos pagar. Por eso, hay que analizar las situaciones personales y financieras y tomar una decisión en base a eso y comparadores como este pueden ayudarnos. Nuestros lectores y suscriptores pueden solicitar información sin compromiso sobre fórmulas de financiación, a través del formulario que CdB pone a su disposición en la sección “Servicios” y “Financiación” Gracias por venir.

Deja una Respuesta