La suerte y el miedo inversor

En la actualidad, los inversores se encuentran inmersos en un mar de dudas con respecto a la dirección o tendencia que seguirán los mercados de valores en la zona euro de aquí a unos meses e incluso en la próxima semana. La incertidumbre sobre las inversiones suele ser unos de los mayores problemas y quebraderos de cabeza que se encuentran los “pequeños y medianos inversores” en el momento de proceder a seleccionar su apuesta bursátil.

suerte-miedo-inversor-1

Ante esta situación económico-financiera de estos días con los tipos de interés forzados a la baja por el Banco de España, los ahorradores –de toda la vida- se prodigan en consultas diversas sobre qué interés le va a ofrecer “su amigo el del banco”, realizan preguntas de inversión futura en los foros de finanzas a “los foreros” sobre dónde invertir e incluso interrogan sobre… ¿Qué hacer con su dinero?… a los amigos que “entienden de economía y Bolsa”.

Para evitar caer en el camino excesivamente fácil de la inversión especulativa que prometa y ofrezca alta rentabilidad a cambio de poco riesgo –eso normalmente no existe en el mercado- vamos a revisar dos conceptos o factores importantes que deberemos tener presentes antes de tomar una decisión importante que pueda afectar gravemente a nuestro capital destinado a la inversión, estos son los siguientes:

  1. El factor suerte: Lo que una persona se puede hacer rica por suerte, tampoco es lo habitual, aunque evidentemente esto ocurre en escasas ocasiones. La realidad nos indica diariamente que para ampliar considerablemente nuestro patrimonio se necesitará un periodo medio o largo de tiempo y esto deberá seguir un proceso de compra de activos financieros, estrategia inversora y disciplina en su aplicación. La fortuna a veces ha sonreído a muchos individuos que por negligencia en la gestión de su patrimonio han terminado perdiendo el capital casi tan rápido como les llegó.
  2. El factor del miedo: Lo contrario a desperdiciar una fortuna suele ser la prudencia y la gestión responsable de nuestro dinero, pero se debe tener en cuenta que como todos los excesos son malos en la vida, de la excesiva prudencia al miedo inversor hay un paso y la posibilidad de asumir unos riesgos superiores a los previstos para “huir” de una situación negativa en la inversión realizada, puede tener consecuencias nefastas para nuestros intereses financieros. La no aceptación por parte del futuro inversor de un tipo determinado de inversión es una conducta muy lógica y sensata, pero esta decisión deberá estar plenamente meditada, estudiada, razonada y carente de cualquier tipo de influencia externa de personas o entidades mediáticas, que suelen realizar pronósticos de azar bursátil carentes de seriedad fundamental, analítica o técnica.

CONSEJOS SOBRE LAS INVERSIONES

suerte-miedo-inversor-2

La necesidad de conocer el tipo de activo financiero donde se quiere invertir, es una obligación del inversor, ya sea en acciones, bonos, letras, fondos de inversión, pagarés, inmuebles, divisas, materias primas, etc. La decisión de invertir es algo muy personal y cada inversor deberá seleccionar la que se adecue a sus conocimientos y posibilidades financieras, por lo que conociendo el riesgo asumido, el miedo no deberá ser un inconveniente previo ni se debe rechazar un tipo de inversión sin haberla analizado ya que ésta puede llegar ser más rentable en el futuro que la que tengamos en la actualidad.

Se convierte en una obligación personal el estudio y análisis de todas las opciones inversoras a nuestra disposición, a las que se deberá prestar mucha atención y el tiempo que les correspondan para su adecuado conocimiento, valoración personal e incluso asesoramiento profesional, en el caso de ser elegido este procedimiento inversor mediante un gestor de carteras de inversión.

Por lo que una buena planificación y disciplina inversora, con un desarrollo tranquilo de nuestra operativa a medio-largo plazo, nos podrá ir generando buenos resultados, excelentes plusvalías de una forma más estable, más duradera en el tiempo y que junto a una gestión responsable, nos acercará a vencer a los dos factores inciertos y negativos para nuestra inversión…¡¡¡ La suerte y el miedo !!!
Artículos relacionados:

La frase elegida para este artículo dice así: “El talento es algo corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia”. Doris Lessing.

Deja una Respuesta