¿Qué es un “buen trabajo”?

Durante mi último año antes de la Universidad, estudié todas las carreras que tenía disponibles. Dos de ellas destacaban por encima de las demás debido a mis intereses personales: historia y filología inglesa.

Desafortunadamente, en cuanto comenté mis preferencias con mi familia, todos me respondieron lo mismo: “¿qué clase trabajo vas a encontrar con una filología?” “¿Historia? Eso no tiene ninguna salida”. Y les hice caso.

En lugar de seguir mis intereses naturales, me enteré en los trabajos que teóricamente ofrecían más “salidas”, y de ellos acabé escogiendo empresariales.

Diez años después, ¿qué ha ocurrido? Pues que no uso mi título para nada. En lugar de eso, me dedico a escribir artículos y hacer traducciones, que era lo que quería desde el principio.

Mucha gente se centra en las oportunidades salariales como única definición de un buen trabajo. No seré yo la que me pronuncie en contra de unos buenos ingresos. Un buen sueldo puede abrirnos muchas puertas si lo usamos correctamente – ahorros, mayor nivel de vida, etc.

Un amigo mío trabajaba en una empresa hace unos años. No era un trabajo particularmente bien pagado, y no es que él lo adorara, pero sí se divertía bastante. Era uno de los trabajadores más competentes y se lo pasaba bien con sus compañeros. Podía elegir sus turnos y cuantas horas extra quería hacer por el estatus que tenía en la empresa.

Entonces, súbitamente, le llegó una gran oportunidad. Un trabajo con unos beneficios muy altos. Sin embargo, era un trabajo bastante peligroso y psicológicamente estresante.

Elegir entre ambos empleos no fue tarea fácil, pero mi amigo al final se decantó por el trabajo mejor pagado, aunque lo disfrutara menos.

estresPasado un año, era bastante obvio que a pesar del sustancial incremento de su sueldo, mi amigo era bastante menos feliz. Tenía unos turnos que muchas veces le impedían ver a su hijo. Cuando hablo con él, sencillamente me parece que no es tan feliz, ni de lejos, como solía serlo.

Si, sus ingresos se han incrementado sustancialmente pero, ¿merecía la pena? Desde mi punto de vista, no.

Teniendo en cuenta esta experiencia y mi propia vivencia personal, junto con la de otras personas con las que he hablado, yo diría que el salario es un factor que tiene una importancia grande pero no primaria a la hora de encontrar un “buen trabajo”. De hecho pienso que los siguientes factores son por lo menos igual de importantes – sino más.

El trabajo en sí mismo. Si voy a pasar seis horas o más cada día llevando a cabo una actividad, parece evidente que mi nivel de felicidad va estar directamente relacionado con que me guste mi trabajo. ¿Te sientes realizado con tu trabajo, o agotado? ¿Terminas tu jornada laboral (la mayoría de las veces) contento y despierto, o te vas a casa sintiéndote vacío y exhausto? ¿Piensas alguna vez con alegría en tu trabajo cuando estás en tu tiempo libre o pensar en él hace que se te revuelva el estómago? Una de las caras de esta moneda lleva a una vida feliz – la otra a una que lo es mucho menos. ¿Cuánto vale tu estrés?

Flexibilidad horaria. Cuanto más flexible sea tu horario, mejor. ¿Te preocupa que te despidan por asistir a algún evento familiar? ¿Tienes que salir corriendo de ellos? ¿Estás permanentemente pendiente del teléfono móvil? ¿Siempre te pierdes pasar tiempo de calidad con la gente a la que quieres por culpa del trabajo? Éste es el coste real – y es muy alto. Cada vez que te pierdes algo importante con tu familia, es algo que ya nunca podrás recuperar.

Compañeros. ¿Te sientes respetado por tus compañeros? ¿Mantienes una buena relación con ellos? O tal vez tu lugar de trabajo está lleno de desconfianzas, intrigas y falta de deportividad. Una vez más, todo esto se relaciona con el estrés. ¿Por qué precio aceptaría trabajar en un ambiente muy estresante?

Para finalizar, hazte esta sencilla pregunta: ¿cuánta tristeza estás dispuesto a soportar por un euro extra? Para mí, no merece la pena, sobre todo si tienes en cuenta de que hay muchos métodos que una persona puede emplear para recortar sus gastos sin alterar sustancialmente su estilo de vida.

Prefiero vivir frugalmente con un trabajo mal pagado que tener un montón de cosas caras y pasarme todo el tiempo odiando mi trabajo. Algo me dice que cuando la gente se lo piensa de verdad, en la mayoría de los casos verán este asunto de la misma forma que yo.

Si te ha gustado este artículo y hablas inglés, encontrarás más en thesimpledollar.com.

3 Responses to “¿Qué es un “buen trabajo”?”

  1. El Amor y el Odio al Trabajo | Comparativa Bancos

    [...] resumirlo de forma simple, es un trabajo que le gusta. Disfruta de verdad haciéndolo y eso se nota en cuanto oyes las historias que cuenta. A pesar de [...]

    Responder
  2. Vestidos para el éxito | Comparativa Bancos

    [...] fin has encontrado un buen trabajo, a pesa de la crisis y las cifras del paro. Se acerca el día en el que tienes que ir por primera [...]

    Responder
  3. Preparándonos para un Largo Declive | Comparativa Bancos

    [...] proceso en el que la calidad de vida se va a igualar, ya que la competencia entre trabajadores por un trabajo concreto será [...]

    Responder

Deja una Respuesta