Cómo negociar tu salario

aumentoLa mayoría de las veces nos centramos en reducir los gastos. Pero también se pueden obtener buenos resultados yendo más allá de la austeridad, por ejemplo aumentando tus ingresos. Una de las mejores formas de conseguir ese aumento es yendo directamente a la fuente: la negociación del salario, bien cuando acabas de conseguir el puesto o bien cuando se produce una revisión del desempeño. Negociar el salario puede dar miedo. Para la mayoría de la agente, las negociaciones salariales son como mínimo incómodas.

Nos pasamos años pensando en lo que queremos ser de mayores, pero cuando llega el momento de pedir un aumento, la mayoría de nosotros acepta lo que le ofrecen. ¿Cuantos minutos hemos pasado la mayoría de nosotros negociando nuestro sueldo? Cero.

Si invirtiéramos un poco de tiempo en ello, nuestra posición a la hora de negociar un incremento salarial sería más fuerte. Por ejemplo, en esos pocos minutos que dedican en las entrevistas de trabajo a preguntarte cuánto vales o qué salario es el que esperas.

Hay cinco reglas básicas a la hora de negociar el salario:

1. Pospón las negociaciones salariales hasta que te hayan ofrecido al puesto. Lo mismo se aplica a los aumentos. En ese caso, la regla es no discutir dicho aumento hasta que no tengas una revisión del desempeño. La contratación y evaluación del candidato tiene dos partes: juzgar y presupuestar. Cuando realmente te puede hacer daño una negociación salarial es cuando el empleador está juzgando, en lugar de presupuestando.

2. Deja que ellos hablen primero. Es difícil ganar cuando eres el primero en dar una cifra. Haz todo lo que esté en tu mano para que tu posible empleador determine el salario primero. A la mayoría de la gente, sin embargo, le resulta embarazoso evadir una pregunta directa. Lo mejor es estar preparado para esa situación, y llevar ya pensadas las respuestas a preguntas como “¿cuáles son tus expectativas salariales?”.

3. Cuando oigas una oferta, repite la cifra más alta – y después permanece en silencio. Eso te dará tiempo para pensar y hará que tu empleador se sienta algo presionado.

4. Ten la información necesaria para poder hacer una contraoferta. Esta contraoferta debe basarse en lo que sabes de ti mismo, del mercado y de la compañía. Es importante que recopiles información al respecto antes de la entrevista para que llegues a ella con unas expectativas razonables de los rangos salariales que puedes esperar.

5. Cierra la negociación – y después negocia un poco más. El paso final en una negociación salarial es cerrar el trato, y luego negociar los beneficios adicionales. Es algo así como cerrar el precio del coche que quieres comprar sin haber negociado antes el valor de tu antiguo coche.

Personalmente creo que la mayoría de nosotros no invertimos el suficiente tiempo en buscar el modo de aumentar nuestros ingresos. Aprender a negociar tu salario es una de las mejores formas de mejorar tu situación financiera.

Si hablas inglés, puedes leer más artículos como este en nuestro proveedor de contenidos getrichslowly.com.

2 Responses to “Cómo negociar tu salario”

  1. jasvazquez

    No está mal como base para la negociación familiar pero sería mucho mejor contar con el contenido algo más detallado (algunos trucos y técnicas nunca vienen mal 😉 )
    Un saludo

    Responder

Deja una Respuesta