La subida del IVA y la reducción de las retribuciones destruirán a las rentas bajas

65.000 millones de euros en dos años y medio. Éste es el objetivo de ahorro que el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, prevé con la aplicación del paquete de medidas anunciadas esta mañana en el Pleno Extraordinario del Congreso.

Foto: Dani Duch, publicada en La Vanguardia

 

El Presidente del Gobierno ha propuesto un conjunto de medidas amplio, que afecta a todos los sectores, y que cuenta tanto con un aumento de los ingresos como con una disminución de los gastos. El sector público (tanto la Administración Central como las administraciones autonómicas y locales), los funcionarios, los parados, los partidos políticos, los sindicatos y las patronales ven reducido su presupuesto (menor gasto), mientras que el IVA y los impuestos especiales-medioambientales compensan el aumento de los ingresos con una subida de los tipos (mayores ingresos).

Repasemos el listado de medidas:

1. Subida del tipo reducido del IVA del 8% al 10%

El tipo reducido se aplica a la mayoría de los productos alimenticios (todos, menos los considerados de primera necesidad), productos sanitarios, transporte terrestre, aéreo y marítimo con destino a Baleares, gran parte de los servicios de hostelería, a la construcción de viviendas y a las entradas a espectáculos culturales. Según fuentes del Ejecutivo citadas por Reuters, esta medida podría entrar en vigor el próximo 1 de agosto.

2. Subida del tipo general del IVA del 18% al 21%

Una medida que el Fondo Monetario Internacional recomendó al ejecutivo español. Es probable que un aumento del IVA provoque que los consumidores se aprieten, aún más, el cinturón, lo que perjudicaría a la reactivación de la economía y lo que, finalmente, no ayudaría a la recaudación del Estado.

Además, el IVA es un impuesto indirecto proporcional, es decir, que afecta a todos los consumidores por igual: no tiene en cuenta el poder adquisitivo de cada uno. En este sentido, se aplica una medida regresiva que perjudica a las rentas más bajas. Recordemos que durante los cinco primeros meses de 2012 la recaudación por IVA cayó en un 10%.

3. Aumento de los impuestos especiales-medioambientales

La recaudación por estos tributos en España es la más baja de toda la Unión Europea, según datos del Eurostat. Los ingresos por estos impuestos sólo representan un 1,62% del PIB. Esta mañana Rajoy no ha especificado cómo dará forma a estas medidas, pero se prevé que se instale el denominado céntimo verde, una tasa sobre los hidrocarburos.

4. Supresión de la deducción por vivienda

A partir de 2013, los nuevos compradores de una vivienda no disfrutarán de la desgravación fiscal por este motivo. La eliminación de esta ventaja fiscal era otra de las recomendaciones que el Eurogrupo incluyó en la lista de medidas que “invita” a adoptar al Presidente español.

5. Supresión de la paga extra de Navidad a los funcionarios y reducción de “moscosos”

El paquete de medidas se ceba con los funcionarios: éstos y los altos cargos no cobrarán la segunda paga extra en 2012, una medida que, según Rajoy, “se compensa” con la posible recuperación de esta parte a través del fondo de pensiones a partir de 2015.

La supresión de la paga de Navidad a los funcionarios supone una disminución de entre el 5% y el 7% de su salario bruto anual, lo que permitirá al Gobierno ahorrar unos 4.000 millones de euros, un 14% del gasto pendiente en sueldos públicos.

6. Reducción de la prestación por desempleo a partir del séptimo mes

El parado con derecho a recibir la prestación por desempleo cobrará, durante los primeros seis meses el 70% sobre la base reguladora de los últimos 180 días cotizados y, a partir de ese momento, el 50% de esa cantidad, lo que supone una rebaja de diez puntos porcentuales (ha pasado del 60% al 50%).

Una medida que no afectará a aquellos que han cotizado por bases reguladoras máximas, ya que muchas veces, la prestación a la que tiene derecho este colectivo es la máxima: de 1.087 euros mensuales; 1.242,52 si el parado tiene un hijo a su cargo y 1.397,83 si tiene dos o más.

7. Reforma de las pensiones

De una forma rápida y poco precisa, Rajoy anunciaba el retraso de la edad de jubilación de forma progresiva hasta los 67 años. Una medida que sufrirán aquellos que dejen de trabajar en 2013, que lo harán a los 65 años y un mes. Un aumento que será gradual hasta 2027, año en el que entrará en vigor el retiro a los 67 años. Durante el mismo periodo y de la misma forma se aumenta de 35 a 37 el número de años cotizados para acceder a la pensión completa.

8. Se reduce un 30% el número de concejales

Mariano Rajoy ha puesto sobre la mesa la reestructuración de la Administración Local para ahorrar 3.500 millones de euros en este ámbito. Reforzará el papel de las Diputaciones, mientras se reducirá el número de Ayuntamientos. En la misma línea, se recortará en un 30% el número de concejales y se fijará su sueldo y el de los alcaldes.

9. Recorte de 600 millones en el gasto de los Ministerios

Este recorte se suma a las reducciones ya recogidas en los Presupuestos Generales del Estado de este año. El Presidente no ha dado más detalles de esta medida.

10. Recorte del 20% en subvenciones a partidos y sindicatos

Que se añade a lo ya recortado durante este ejercicio.

Con todas estas medidas, el Ejecutivo empieza el camino para conseguir el objetivo del déficit fijado para este año: reducirlo del 8,9% al 6,3%, para 2012.

Sin embargo, el Gobierno se equivoca con algunas de estas decisiones:

En primer lugar, aquellos que se alegren de las medidas aplicadas a los funcionarios deberían tener en cuenta que existen dos tipos de funcionario: aquél que tiene su plaza porque ha estudiado, durante años, para ganársela, como es el caso de los abogados, jueces o inspectores de Hacienda, entre otros; y aquellos que trabajan para el Estado porque tienen conocidos dentro del sistema.

En este sentido, entiendo que los del primer grupo han estudiado con el objetivo de dar un servicio al país. Mientras que el resto han llegado al poder sin méritos propios, independientemente de que luego den un servicio, o no, a la sociedad.

En segundo lugar, creo que ya es hora de que políticos, sindicatos y patronal se autofinancien. Es ridículo el recorte del 20% de las subvenciones para estos colectivos, teniendo en cuenta el dinero que esto supone.

En tercer lugar, recuerden que reducir la prestación por desempleo de un 60% al 50% a partir de los seis meses de recibirla significa que el parado cobrará 100 euros brutos menos al mes (si suponemos que su sueldo es de 1.000€ brutos), lo que supone un gran esfuerzo para sobrevivir.

Y, finalmente, la subida del IVA: ¿Cree el Gobierno de Rajoy que subiendo el impuesto sobre el consumo aumentará la recaudación? Hay datos que dicen exactamente lo contrario. Hasta mayo, la recaudación por el IVA ha caído en un 10%. Pero lo peor no es que esta medida provocará una caída del consumo, sino que llevará al aumento de la economía sumergida. Los niveles de fraude en España son de los más elevados de Europa, y si seguimos así, no cabe duda de que la economía sumergida será la que mantendrá a muchas familias españolas.

One Response to “La subida del IVA y la reducción de las retribuciones destruirán a las rentas bajas”

  1. Marina

    Sinceramente creo que los recortes van en la dirección equivocada. Perjudicando las rentas y sueldos de los ciudadanos, lo único que se hace es perjudicar la economía. El expolio de la paga extra a funcionarios abrirá las puertas a que muchas empresas imiten esta injusticia y no quisiera estar en la piel de muchos comerciantes que hacen su particular “agosto” durante las navidades. Y la subida del IVA no puede ser darse en peor momento. Rectificar es de sabios y el gobierno debería dar marcha atrás en semejantes despropósitos. Debe recortar donde todos sabemos. Al final, nos tendrá que intervenir Europa y acabará con el desbarajuste de las autonomías y enchufados. Esperemos que Rajoy tenga la suficiente valentía para hacer lo que toda la sociedad le está pidiendo a gritos.

    Responder

Deja una Respuesta