¿Son fiables las recomendaciones bursátiles?

Queridos inversores, dentro de nuestra sección de Consejos de Bolsa y especialmente dedicado para los “pequeños y medianos inversores”, hoy vamos a conocer un poco más sobre el mundo de las finanzas y los mercados de valores, para ello, nos hacemos esta pregunta: “¿Son fiables las recomendaciones bursátiles?”

La cuestión planteada no es una cosa banal dentro de este mundo de la inversión dado que cada día aparecen nuevas voces y textos que de manera más o menos profesional propagan en los medios de comunicación e internet sus concienzudas previsiones para el valor “X” o para el índice “Y” e incluso en casos más amplios para el sector determinado “Z”.

Dichas recomendaciones de inversión debemos reconocer que suelen servir para orientación de los inversores menos experimentados o simplemente como confirmación de sus propios cálculos para inversores “veteranos”, siempre agradecidos con que otros profesionales coincidan en sus pronósticos bursátiles.

Dentro de nuestro afán por hacer que los aspirantes o principiantes a inversor aprendan lo bonito y difícil que puede llegar a ser este negocio de la Bolsa y siempre en un lenguaje lo más coloquial posible, veamos un caso de supuesta estafa ocurrido en Estados Unidos donde cientos de miles de inversores se han visto perjudicados seriamente en sus patrimonios monetarios debido a unas “particulares y llamativas recomendaciones bursátiles”.

El periódico Wall Street Journal se hizo eco el pasado mes de junio de una acusación de la Securities and Exchange Commisión -SEC- órgano regulador del mercado de bolsa en USA, contra los jóvenes británicos hermanos Thomas y Alexander Hunter que mediante la invención de un supuesto “robot informático” seleccionaban acciones cuyo valor estaba por debajo de un dólar y tras ir realizando diversos éxitos en el tiempo promocionando los llamados “chicharros” en los parqués, les había llevado hasta el punto de solicitar dinero a diversas empresas para que éstas fuesen incluidas en sus famosas recomendaciones.

El truco de los hermanos Hunter consistía –supuestamente- en promocionar interesadamente determinadas empresas -previo pago- en enviar boletines por correo electrónico a través de otros sitios web para la promoción de los valores elegidos por el “robot”, descrito como: “Un programa informático comercial altamente sofisticado desarrollado mediante una extensa investigación”. Hasta que punto sus propuestas fueron convincentes que consiguieron llegar a una cifra cercana a 1.200.000  inversores –la mayoría en Estados Unidos- que pagaron 47$ cada uno por suscripciones anuales de sus boletines y en su momento más fantástico del negocio otros participantes en los mercados acabaron pagando un cargo adicional – 97$ – por la “versión home” del software del robot.

COMENTARIOS Y CONSEJOS

En plena actividad de este tipo de empresa de adivinación futura y recomendaciones mágicas debemos conocer que en el caso “Hunter” fueron muchos los inversores que quedando “pillados” en las acciones señaladas por el robot, llegaron a pagar a los hermanos para que promocionasen sus títulos, consiguiendo recuperar las posibles pérdidas y “enganchando” a nuevos inversores. El colmo de dichas actuaciones –para la SEC ilegales- llegó cuando se pudo averiguar que en algunas ocasiones los propios gemelos Hunter compraron acciones días antes de promocionarlas públicamente… para poco después venderlas.

La vida cotidiana de funcionamiento de la empresa de los hermanos Hunter (ver foto) consistía en el envío de los boletines a primera hora de la mañana, haciendo que sus suscriptores-inversores una vez abierta la sesión de Bolsa“engordasen” el precio de las acciones seleccionadas. Cuando ya se había alcanzado el nivel previamente calculado, esos mismos valores caían fuertemente en breve periodo de tiempo dejando “colgados” y con minusvalías a muchos inocentes –se calcula que a unos 75.000 pequeños inversores-

De siempre es sabido que en la vida las recomendaciones de cualquier tipo, por muy profesionales que sean, no dejan de ser eso…lo que son…simples recomendaciones o consejos, pero que no deben implicar ningún otro tipo de obligación ni visión mágico-exotérica que nos muevan a comprar o vender en los mercados.

Volviendo a la cuestión inicial de si: “¿Son fiables las recomendaciones bursátiles?”, podemos decir que…”Depende de quién las haga y el interés que tenga”. Para relajar y utilizando una licencia un poco humorística diremos que si las hace una empresa dirigida – Sé que muchos ya se han dado cuenta- por los hermanos “Hunter” (traducido en español “Cazadores”)…¡¡¡ Es para empezar a sospechar !!!

(Ver artículosComo viven los inversores millonariosyLa inversión con buen humor).

La frase elegida para este artículo dice así: “La bebida apaga la sed, la comida satisface el hambre; pero el oro no apaga jamás la avaricia”, Plutarco.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos informando y aconsejando para lectores como usted. Esto será otro día.

One Response to “¿Son fiables las recomendaciones bursátiles?”

  1. antonio martín morín

    Las recomendaciones bursátiles sirven como mucho para orientarse un poco y conocer el “sentimiento general” pero un inversor debe tomar sus propias decisiones, aprender de ellas y actuar en consecuencia.

    Responder

Deja una Respuesta