¿Qué es una burbuja especulativa?

A lo largo de la historia de la economía y los mercados de valores han existido periodos donde la especulación sobre algún producto o bien aprovechable, a llegado a niveles tales de incremento de precio que para los inversores les ha supuesto grandes dolores de cabeza y especialmente fuertes pérdidas dinerarias.

Para entender cómo se puede llegar a este frenesí comprador en los mercados financieros, debemos conocer como se originan estos movimientos especulativos, su desarrollo posterior, su momento de auge y sobre todo como finalizan “las burbujas” por lo tanto y en previsión de otras que necesariamente volverán en el tiempo, en sus distintas versiones financieras, materiales,tecnológicas etc. Hoy para nuestros “pequeños y medianos inversores” -en lenguaje lo más coloquial posible-vamos a ver de manera básica pero aclaradora de dudas: ¿Qué es una burbuja especulativa?

Etimológicamente la palabra “burbuja especulativa” nos refiere a una situación donde los precios que normalmente tiene un producto industrial, financiero o tecnológico sufren un incremento muy rápido y excesivo motivado por rumores o noticias de importantes beneficios futuros, por lo que su cotización “se infla de manera artificial”.

Si sabemos que la especulación es la operativa de compra y venta de un valor o bien comercial en la búsqueda de un beneficio por la diferencia de precio de compra y venta en un periodo corto de tiempo, tendremos la principal idea de las personas o entidades que participarán en este artificio monetario.

La especulación tiene su origen hace muchos siglos desde que el hombre empezó a comerciar con otro ser humano con el fin de sacar un rendimiento o beneficio, pero en los mercados financieros siempre se usa como origen moderno de burbuja especulativa la situación desarrollada en los Países Bajos entre los primeros años de 1620 hasta 1637 con: “la burbuja de los bulbos de tulipán”.

En el año 1620 cuando existía un floreciente comercio colonial con Asia, la Compañía Holandesa de la Indias Orientales tenía el monopolio del comercio de flores exóticas de gran agrado en ese momento entre los adinerados ciudadanos europeos que vivían una magnífica época económica por los ingresos y fortunas producidos desde otras áreas geográficas por su dominio militar, económico y social.

La burbuja se engendró cuando el precio de los bulbos de tulipán – en 1620 un bulbo valía casi 1.000 florines– empezó a ser la mejor inversión por su rentabilidad de las clases altas, posteriormente las clases medias y en pleno auge desenfrenado se popularizó hasta las clases económicamente bajas cuando llegó a valer 15 años después en 1635 el precio de 40 bulbos por 100.000 florines. Pero como todas las burbujas especulativas le llegó “el pinchazo” en el año1637, cuando en unos días el precio de los bulbos se desplomó con pérdidas del 90% / 100% lo que acarreó la ruina de particulares, inversores, quiebras de bancos de crédito y colapso financiero nacional.

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

La burbuja especulativa tiene poco de inversión y un mucho de expectativa surrealista de grandes beneficios económicos ayudada por las noticias, los análisis interesados por los grupos de presión y un sentimiento generalizado en los individuos participantes en la inversión de que el incremento continuo del valor del producto seguirá ascendente de manera infinita.

La vorágine inversora en este tipo de situaciones hace que se pierda la percepción del riesgo y se minusvalore la precaución necesaria, por lo que los particulares menos capacitados o preparados financieramente terminan por realizar compras compulsivas e incluso a crédito, llegándose a cotas tan altas de valoración del producto o activo que una vez convertidas en “techo”, hacen que un negro día indeterminado la burbuja especulativa ¡¡¡explote!!! para sorpresa de muchos y beneficio de unos pocos, devolviendo a los inversores inexpertos en cuestión de unos minutos, horas o días… a la cruda realidad.

Actualmente tras la burbuja de las empresas.com de principios de este siglo se produjeron las de los activos inmobiliarios por lo que algunos analistas pronostican otras futuras como podrán ser las inversiones en oro o en energías renovables debido al gran desarrollo realizado en sus cotizaciones. Un ejemplo reciente de la especulación urbanística feroz está ocurriendo en China, país inmenso donde los macro proyectos inmobiliarios incluidas zonas desérticas, empiezan a tener graves consecuencias para… ¡¡¡ sus ahorradores ciudadanos !!!

(Ver artículosEl ORO sufre mal de alturayEl éxito del gran especulador).

La frase elegida para este artículo dice así: “Nunca andes por el camino trazado, pues te conducirá únicamente hacia donde los otros fueron”, Graham Bell.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos la actualidad económica y financiera para lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta