El ORO sufre mal de altura

Queridos lectores, los mercados de valores de medio mundo continúan intentando salir del “pozo” en el que los ha metido esta recesión casi global que afecta a las economías de Estados Unidos y en especial a la “vieja Europa” donde los problemas de Deuda, liquidez bancaria, primas de riesgo y peligro de recesión, planean por diversos países comunitarios y ponen a prueba la capacidad de gestión de la euro zona.

Cuando surge una situación económica como la actual y tras la depreciación del dólar o el euro, el inversor doméstico e internacional se plantea las correspondientes dudas sobre la idoneidad de apostar por la renta fija, renta variable, bonos e incluso la compra de artículos de lujo como cuadros más o menos famosos, joyas hasta “descubrir” la inversión en oro, por ello hoy para nuestros “pequeños y medianos inversores” vamos a analizar si como parece: ”El ORO sufre mal de altura”.

Desde mitad del año 2007 parece ser que se encontró el activo ideal para mantener a refugio el capital destinado a la inversión, la compra de oro, e incluso saltó la sorpresa, para algunos, cuando vieron que la cotización de su precio subía y subía semana tras semana ocasionando con ello unas importantes plusvalías y creando una sensación a nivel de calle de que el negocio del oro en su compra-venta e inversión sería fuente inagotable de dinero “relativamente fácil”.

Históricamente en los mercados internacionales ha habido un activo muy rentable que se podría denominar “de moda” ya sea el petróleo, el dólar, inmobiliarias, las tecnologías punto.com u cualquier otro producto financiero que terminaron por convertirse, al igual que le pasó a “Cenicienta con su carroza, en una calabaza”, llamada en la actualidad burbuja especulativa.

Los movimientos al alza en los precios del oro, en verdad, arrancaron antes del año 2007, cuando su inercia se fortaleció, más bien fue entre los años 2004-2005 cuando su lenta subida pareció despertar, hallándose por aquel entonces su cotización entre las cotas de los 400 / 500$ la onza.

Durante los años de esta última crisis económica global, a medida que se intuía el riesgo en los mercados de valores y financieros en general, con la banca a la cabeza, posibilidades de ruptura parcial de la Europa comunitaria y llegado el año 2009 todo el mundo realizó la apuesta clara en el oro como refugio de todos los males, llevando durante ese año y los dos siguientes su precio al máximo intradía de 1.902$ / onza, en el mes de agosto de 2011.

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

Llegados al punto donde la especulación especializada sobre el oro, consideró que no valía la pena arriesgar más o se había tocado techo, durante el mes de septiembre de 2011 se procedió, debido al “mal de altura”, a la venta de forma rápida llevando la cotización a la zona de los 1.600$ donde hizo un primer “suelo”, por lo que la caída suponía una pérdida de 300$ desde máximos.

En momentos de una primera corrección después de un largo periodo alcista en los precios, los analistas –interesados o no- siempre suelen decir que es un descanso lógico para “recuperar fuerzas” para la siguiente subida, eso ocurrió desde mitad de septiembre hasta la mitad de octubre cuando llegó a valer 1.800$ la onza…entonces los 2.000$/ onza… ¡¡¡ estaban a tiro!!!

Pero como suele ocurrir en estos casos de subidas tan en vertical, no solo el precio no llegó a los 2.000$, sino que realizó otra bajada a la cota de los 1.550$ en diciembre de este pasado año 2011. Desde esas fechas y transcurrido casi el mes de enero de 2012 en algunos medios de comunicación, foros, páginas de Internet y empresas del sector de la inversión en el dorado metal se “invita a seguir invirtiendo en oro con la confianza de que la crisis económica se va a prolongar, como indican en sus informes, un organismo tan prestigioso de la talla del Fondo Monetario Internacional –FMI-

Lo que pasa en estos casos, es que tras ver como diversos organismos internacionales, periódicamente han errado de manera flagrante sus previsiones macroeconómicas, el inversor “de a píe” deberá tener mucho cuidado con realizar compras en el oro de manera impulsiva animado por las noticias y recomendaciones, dado que según un rápido análisis técnico del gráfico de 1 año en el oro, tantas posibilidades tiene de subir a la zona de los 1.700 / 1.800$ como de realizar un tercer impulso bajista que le podría llevar a cotas de 1.450 / 1.500$.

(Ver artículosEl Oro: activo financiero sin controlyEl crash bursátil y la venta del oro español).

La frase elegida para este artículo dice así: “Los hombres tienen la piedra de toque para probar el oro; pero el oro es la piedra de toque para probar a los hombres”, Thomas Fuller.

Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos la actualidad económico-financiera para información y asesoramiento de lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta