Criptomonedas o la confianza ciega del inversor

Con la aparición de las criptomonedas ha llegado a los mercados financieros la nueva moda mediática de lo que para muchos no deja de ser otra futura burbuja financiera de imprevisible estallido temporal. Desde principios del pasado año 2017, la cotización de la más famosa criptomoneda llamada Bitcoin fue pasando desde 966$, hasta acabar a final de año en los 17.160$, lo que a todas luces representa una revalorización muy importante e increíble, y que genera gran interés para muchos potenciales inversores en este tipo de aventura virtual.

Hablar de criptomonedas, tokens o criptodivisas es referirse al futuro más cercano de otra forma manejar tu dinero y que cada día se extiende en su propia utilidad cotidiana para pagos en algunas tiendas, bares e incluso para comprarse hasta un piso. Dado el interés que este tipo de oferta inversora está creando en el mercado, desde aquí en Consejos de Bolsa para nuestros muchos lectores, seguidores, pequeños y medianos inversores vamos a explicaros de manera básica y en el lenguaje coloquial habitual en qué consisten las criptomonedas y sus ventajas e inconvenientes.

  1. ¿Qué es una criptomoneda? Se denominan software de código abierto y se utiliza para realizar intercambios comerciales dentro y fuera de la red de Internet. Este tipo de “moneda” no tiene el respaldo de ningún Banco Central es generado por particulares mediante crowdfunding en comunidad y éstos deciden un límite determinado de esta criptomoneda.
  2. La descentralización de las criptodivisas: Para su funcionamiento óptimo y seguro todos los integrantes del sistema o red intercambiarán la información obligatoria para dar validez a las transacciones diarias. Al no ser un dinero real carece de respaldo oficial y por ello, vale para sus partícipes lo que su propia confianza en el sistema.
  3. Problemas para los Bancos Centrales: La progresiva mayor utilización de las criptomonedas desestabiliza para los organismos oficiales de supervisión el control de factores económico-financieros como puedan ser la potencial inflación, deflación e incluso el futuro cambio en las divisas. Debes recordar que los Bancos Centrales son los encargados de acomodar con la emisión de moneda la oferta dineraria en circulación según oscile el crecimiento de las economías.
  4. La criptomoneda llamada Bitcoin: Actualmente es la más conocida por el gran público por ser la primera que apareció en los mercados y el fuerte crecimiento en su utilización. Es la criptomoneda de referencia para el resto de tokens (monedas virtuales) y está basada en un protocolo P2P que la mantiene operativa. Para ver su actual cotización puedes pinchar aquí. También existen otras criptomonedas como puedan ser: Litecoin, Ethereum, Ripple…etc.

COMENTARIOS Y CONSEJOS SOBRE LAS CRIPTOMONEDAS

No son pocos los analistas y expertos que ven en las criptomonedas un riesgo financiero evidente debido ante todo por su virtualidad en un mundo tan tecnológicamente avanzado, que de forma periódica se ve salpicado de escándalos empresariales, hackers, robos de claves o suplantación de personalidades para ejecutar sustracciones dinerarias y otras fechorías.

La aparición de nuevas criptodivisas podría generar en un futuro no muy lejano un exceso de moneda virtual por lo que sería muy complejo llegar a poder determinar el valor real de cada activo o token. Una cosa es evidente, las economías en peor situación económica del planeta, desde Asia a Sudamérica, son las que por desconfianza en sus propios gobiernos “confían a ciegas” cada día más en este tipo de opción dineraria.

En la actualidad la seguridad de la criptodivisas está aguantando con sus cifrados matemáticos complejos los intentos de sabotaje por parte de aquellos individuos o estados que desean que desaparezcan. Lo que no sabemos es qué pasará cuando los grandes e importantes bancos centrales del planeta globalizado vean a este tipo de monedas virtuales como unos objetivos desestabilizadores de las diferentes economías y empiecen a penalizar el uso, tenencia o su desarrollo como forma de protección.

Mientras utilices las criptomonedas para la inversión en plan de especulación (asumiendo sus altos riesgos), no deja de ser una incierta y arriesgada opción financiera de corto plazo. Pero si piensas en comprarlas para una inversión de largo plazo recuerda de manera meditada, responsable y sensata que son: “Criptomonedas o la confianza ciega del inversor”.

Artículos relacionados:

La frase elegida para este artículo dice así:

¡Confiamos demasiado en los sistemas, y muy poco en los hombres!

Benjamin Disraeli

Deja una Respuesta