Cena para tres en Cannes

Queridos lectores, la situación actual de la Unión Europea se está convirtiendo día tras día en un carrusel de noticias e interpretaciones políticas que ronda el “esperpento”. La última salida de la vía del “tren”, tiene como protagonista al primer ministro griego Yorgos Papandreu con su declaración de solicitar un referéndum para que los griegos acepten o rechacen los últimos acuerdos de la euro zona, sobre el segundo paquete de ayudas a Grecia.

Los hechos ocurridos en Grecia de manera accidentada, estas jornadas atrás, en vísperas de la reunión del G-20 en la Costa Azul francesa, motivaron una reunión urgente, lo que para nuestros “pequeños y medianos inversores” hoy podemos denominar “Cena para tres en Cannes”.

Los invitados a esta cena de trabajo en tan bonito lugar de recreo francés, son: Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y el mismo Yorgos Papandreu. Al parecer y aunque como buenos políticos se niegue de cara a la prensa, la reunión no es más que una toma de explicaciones por parte de los “mandamases” de la euro zona ante la “patada al tiesto” realizada por el primer ministro griego con su aviso de convocar referéndum.

Las declaraciones del jefe del ejecutivo griego además de dejar “helados” a la mayoría de los políticos europeos, corporaciones bancarias y otras entidades de control monetario como el BCE ha encendido de nuevo la atenuada –no extinguida- “mecha del barril de pólvora” en que se ha convertido la situación de la economía griega dentro del sistema euro.

La idea de convocar un referéndum popular por parte de los dirigentes políticos de un país es una sana medida y muy democrática sobre todo para el que es: “La cuna de la democracia actual”.
Hasta aquí casi todo perfecto, pero debemos hacer algunas precisiones a esa futura medida ciudadana griega de llegar a producirse:

  1. No es el momento de perder tiempo y la ayuda a Grecia se necesita ¡¡YA!!
  2. No genera ninguna confianza en los países contribuyentes al rescate.
  3. No es lo apropiado para solicitar la colaboración económica de las potencias mundiales convocadas en el G-20.
  4. No es nada inteligente la medida para generar confianza en los inversores internacionales.
  5. Crea la sensación de que el futuro de Grecia está más fuera del euro que dentro del mismo sistema monetario.
  6. Por último, llevaría al país heleno a una bancarrota y vuelta al Dracma, que podría dañar las economías periféricas cercanas como Portugal, Irlanda, Italia o España pero sobre todo los que peor lo pueden pasar son los propios ciudadanos griegos ante el grave empobrecimiento al que se verían sometidos.

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

El primer ministro griego Papandreu no parece, o por lo menos no transmite a través de los medios de comunicación, una imagen de “frivolidad” a la hora de actuar en sus constantes reuniones con otros dirigentes de la zona euro e incluso cuando se dirige a sus propios conciudadanos.

La pregunta es:¿Por qué ha actuado de esa manera ante el asombro de sus socios comunitarios? Bueno, unos piensan que es una última estrategia griega para que se puedan “suavizar” las duras condiciones establecidas para poder optar al tan famoso rescate y otros analistas consideran que lo que intenta Papandreu es escudarse con la masa para no tener que tomar más medidas de recortes impopulares que agravarían la situación actual de huelgas, manifestaciones y desorden civil.

Sea cual sea su intención, el futuro de Grecia dentro del euro pende de un hilo desde hace demasiado tiempo y esto traducido a los mercados de Deuda y bursátiles ocasiona que los primeros vean como se disparan las primas de riesgo, en especial la italiana (ronda los 450 pb) nivel de alto riesgo.
En cuanto a las bolsas europeas, estas han corregido el rebote anterior así como las de USA, que se ven sometidas a un “tiovivo” constante, donde la volatilidad se ha instalado y los grandes valores fluctúan al ritmo al que se ocasionan las noticias e incluso algo peor que es… al ritmo de los RUMORES!!!

 Los pequeños inversores deben esperar a que se calmen un poco los mercados para poder ver el horizonte más claro, nosotros a su vez, esperamos y le deseamos a los tres comensales que: Cannes, bien valga una… cena.

(Ver artículosFin de semana de cinco días para Europa yDavid intentando salvar a Goliat).

La frase que acompaña este artículo dice así: “El dinero es mejor que la pobreza, aun cuando sólo sea por razones financieras”, Woody Allen.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos informando y aconsejando para lectores como usted. Esto será otro día.
Más consejos en Twitter: @consejosbolsa

Deja una Respuesta