¿Para qué sirve la deuda pública?

Queridos inversores, cuando a principios de la primavera el Gobierno español hizo público los Presupuestos Generales del Estado – PGE – para el presente año 2012, se hizo el cálculo financiero que establecía el pago anual por los intereses de la deuda del Estado ascendiendo a la cantidad de 28.848 millones de euros, lo que suponía el 2,71% del PIB de la riqueza nacional.

Actualmente en los medios de comunicación nacional e internacional, los “pequeños y medianos inversores”, pueden ver, oír o leer de forma reiterativa, insistente y a veces de manera casi repetitiva, diversos titulares como estos:“España tiene tal cantidad de deuda pública”…”Que la deuda pública llega a un nivel preocupante” o “Se tomarán medidas para la financiación de la deuda pública”. Evidentemente estos textos son del especial interés para los profesionales y estudiosos del mundo de la economía y las finanzas, pero para “el gran público” puede crear dudas, confusión e interrogantes para saber: ¿Qué es eso de la deuda pública?… ¿Qué cantidad debe España?… Y sobre todo, “¿Para qué sirve la deuda pública”.

Bueno pues vamos a intentar –como siempre- explicarlo de la manera más coloquial posible. Para ello, primero deberemos conocer una definición de lo que significa la palabra deuda pública:

  • Deuda pública: Es un recurso del Estado para captar ahorro privado con el fin de financiar sus propios gastos. Se trata de un título de crédito, consistente en un activo financiero para su poseedor –renta fija- y tiene un vencimiento determinado. La Deuda Pública es emitida por el Estado y/o las Administraciones Públicas Territoriales (Comunidades Autónomas).

Una vez que sabemos lo que es, conozcamos algunos datos de la deuda pública española y otros detalles importantes, según las previsiones publicadas por el ejecutivo hispano como son:

  1. La deuda pública acabará el año en el 79,8% del PIB.
  2. El Gobierno considera que la deuda del total de las Administraciones Públicas supondrá para el presente año 2012 la citada cantidad del 79,8% del PIB al sufrir un incremento frente al 68,5% del PIB en el que cerró el ejercicio 2011.
  3. El pago de los intereses de la deuda pública ascenderá a más cantidad dineraria que la prestación por desempleo.
  4. Se emitirán a lo largo del año emisiones brutas del Tesoro Público por un valor de 186.100 millones de euros.
  5. El gasto por desempleo ascenderá a unos 28.805 millones de euros y la partida más importante de gasto que superará el pago de los intereses de la deuda, será el dinero destinado a las pensiones que asciende a 115.825 millones de euros lo que supone un 37,1% del PIB.

COMENTARIOS Y CONSEJOS

En estos próximos meses los ciudadanos sufriremos unas duras medidas de recortes importantes del gasto público por parte del Gobierno, esto nos lleva a recordar, lo mal que se tiene que haber hecho en los pasados años por parte de los organismos encargados de supervisar “los excesos” realizados desde las entidades bancarias, administraciones locales, autonómicas y especialmente estatales, donde las gestiones anti crisis realizadas por el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores –CNMV – han demostrado una flagrante inoperancia, falta de rigurosidad y lo que es más preocupante para el sistema… una ciega subordinación al poder político de turno.

La deuda pública como hemos leído es el dinero que el Estado ha pedido prestado para financiar sus gastos e inversiones. Se deben considerar incluidos los gastos de ayuntamientos, diputaciones, CC.AA, y todos los organismos oficiales de capital estatal. Cuando el Estado se endeuda está obligado a la devolución de la deuda en el periodo fijado más los intereses correspondientes, lo que para muchos ciudadanos parece no afectarles de manera directa al no sentirlo tan cercano, pero…¡¡¡Nos afecta a todos y bastante!!!

La deuda pública española está asequible para los inversores y ahorradores en forma de Letras del Tesoro, Obligaciones o Bonos del Tesoro, por un precio mínimo de compra de 1.000 euros, siendo una inversión segura, especialmente para “pequeños inversores” que tengan un perfil conservador.

La deuda pública es necesaria para la mayoría de los países avanzados económica y tecnológicamente con el fin de poder poner en marcha las actuaciones de interés general necesarias disponiendo de un dinero prestado por otros. El problema radica en el momento de elegir qué tipo de actuaciones se acometen o para que sectores específicos se dirige el dinero, entonces, es cuando surge la pregunta del ciudadano: “¿Para qué sirve la deuda pública?”. Según algunos estudiosos del tema sería una forma de repartir el gasto público entre las distintas generaciones, no sabemos todavía qué pensarán las siguientes generaciones de la herencia recibida en forma de deuda pública, pero me temo que…Ya nos enteraremos.

(Ver artículos¿Qué significa crear un banco malo?yPrecaución ante los productos estructurados).

La frase elegida para este artículo dice así: “Vale más tener doce hijos que doce millones. El que tiene doce millones siempre quiere tener algo más. El que tiene doce hijos siempre tiene de sobra”, Aristóteles Onassis.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos informando y asesorando para lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta