Paga por tus sueños primero – MF31 – Día 13

gastar-solo-sueñosComparativa de Bancos ofrece un plan mensual para mejorar tus finanzas. Todo lo que necesitas es una mente abierta y una hora diaria.

Ayer pusimos el broche final a un presupuesto real, uno que refleje tus propios sueños y tu realidad financiera, y no lo que otros creen que deberías estar gastando o ahorrando. Hoy vamos a comenzar el proceso para ver qué significa realmente este presupuesto.

La mayoría de la gente nunca hace realidad sus sueños porque no llegan a comenzarlos. Siguen pensando que ahorrarán el día de mañana para conseguir sus sueños, pero cuando llega el “mañana”, nada cambia. Gracias al presupuesto que hemos realizado, has comprobado que es posible ahorrar para conseguir esos sueños.

Ahora, ¡hazlo!

Antes de que te llegue la próxima nómina, abre una cuenta de ahorro en un nuevo banco. Yo os recomiendo la Cuenta Naranja ING Direct o la Cuenta Azul iBanesto, sus tarifas y operativa suelen ser las mejores o deberían y además son gratis.

¿Por qué usar un nuevo banco? Tener una cuenta en un banco distinto significa que no seguimos en la misma rutina de siempre. Mucha gente utiliza la misma cuenta del mismo banco y cuando está en el centro comercial puede ir a un cajero y sacar dinero con la tarjeta para comprar algo que le haya gustado. Si abres una cuenta de un nuevo banco, puedes no llevar la tarjeta encima o, mejor aún, no tener una tarjeta de crédito asociada a esa cuenta. Esto reducirá drásticamente cualquier tentación que puedas tener de gastar dinero.

¿Tienes esa nueva cuenta? Ahora, cuando llegue tu próxima nómina (o ahora, si tienes algún dinero extra en este momento en tu cuenta), programa una transferencia automática mensual. La cantidad que retires debe ser igual a la suma de dinero que hemos presupuestado para gastar mensualmente en tus metas.

Al hacer esto, estás haciendo dos cosas. La primera, estás empezando a construir tus sueños. Cada mes, tus finanzas irán avanzando hacia esos objetivos que has definido en tu vida. La segunda, que estás aprendiendo a sobrevivir con un poco menos de dinero cada mes, y pronto verás que no te importa en absoluto.

Mañana vamos a echar un vistazo al área de la “deuda extra” que hay en el presupuesto.

¡Continuamos el próximo día!

Deja una Respuesta