Los temidos bonos patrióticos

Queridos inversores, entre finales del año 2011 y principios de 2012 los inversores minoristas y ahorradores en general acudieron a las emisiones de: “Los temidos bonos patrióticos”, emitidos por diversas comunidades autónomas para solventar de manera temporal su angustiosa necesidad de liquidez y pago de deudas contraídas en años de bonanza económica.
Solo en dos de las más grandes comunidades autónomas como son Cataluña y la Comunidad Valenciana, se llegaron a emitir unos 8.801 millones de euros – en bonos a 1 ó 2 años – especialmente destinados para los pequeños inversores o ahorradores ante la dificultad de los gestores públicos de las distintas administraciones autonómicas para colocarlos a inversores institucionales o fondos de inversión extranjeros.

En lo que respecta a los bonos patrióticos emitidos desde Valencia con rentabilidades entre el 4,5% ó 5%, la próxima fecha de caducidad será el 20 de diciembre de 2013 y la cantidad de vencimiento se aproximará a los 163 millones de euros, de una emisión que viene de diciembre del año 2011. A partir de estos vencimientos los gobernantes regionales se plantean el final de este tipo de activos de inversión y ahorro dirigido a los “pequeños inversores”, que tal vez muchos de ellos puedan desconocer los riesgos que conllevan la adquisición de este tipo de productos que aunque lo parezcan, NO están respaldados por el Estado, ni supervisados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores –CNMV-.

El pago de dichos bonos patrióticos se ha convertido en un gran problema financiero para las distintas comunidades autónomas emisoras debido a su falta de liquidez actualmente en momentos de crisis económica y a la vez, por tener cerrados los mercados mayoristas internacionales causado por las calificaciones de las agencias de rating que los consideran en su clasificación de riesgo como… “bonos basura”.

Fueron momentos difíciles los pasados hace unos meses, cuando la Generalitat Valenciana se vio en una situación comprometida para poder colocar una segunda remesa de bonos patrióticos entre los ahorradores particulares, con el fin de satisfacer los pagos pendientes de la administración hacia colectivos de alta representación social ciudadana como fueron las farmacias de la comunidad presionados por varias huelgas, manifestaciones o cierres. Estas circunstancias financieras adversas motivaron que semanas después las agencias Moody´s , S&P y Fitch, otorgaran la tan temida calificación para la deuda autonómica.

COMENTARIOS Y CONSEJOS

Los inversores debemos tener en cuenta a la hora de plantearnos la inversión en este tipo de activos –bonos patrióticos- que NO está cubierto su riesgo por el Fondo de Garantía de DepósitosFDG– como SI ocurre con los depósitos a plazo fijo o las cuentas de ahorro abiertas en las distintas entidades financieras hasta los límites establecidos de 100.000€ por persona y entidad.

Esta circunstancia del desconocimiento inversor sobre el riesgo asumido es más habitual de lo deseado y sobre todo de lo conveniente para el mismo, después de las crudas realidades sufridas por los miles de ahorradores tras las crisis de las participaciones preferentes. Así lo ha hecho constar la CNMV que tras recibir muchas consultas de inversores particulares sobre los bonos patrióticos, ha manifestado que: “No son de su competencia” y además…“Las Comunidades Autónomas que emiten esta deuda negociable en el mercado no tienen la obligación legal de registrar un folleto ni de precisar su autorización previa”, lo que agrava más aún la hipotética “indefensión” de los ahorradores que han apostado por estos activos públicos.

Llegados a este punto donde el mercado considera a estos activos no líquidos y fuera de las normales operaciones de compra y venta, solo les queda una salida a los participantes en los citados bonos patrióticos que es…mantenerlos hasta su vencimiento. Para ello, se considera que el pago está “asegurado” de momento ya que en esta situación de crisis económico-financiera – por la que pasa España – su ejecutivo no permitirá que las CC.AA dejen de pagar su deuda para no dañar más todavía la imagen de país con capacidad de cumplir sus compromisos financieros a nivel mundial.

(Ver artículosDiferencia entre mercado bajista y corrección bursátily¿Qué pasa con las acciones si quiebra un país?).

La frase elegida para este artículo dice así: “Los tímidos tienen miedo antes del peligro; los cobardes, durante el mismo; los valientes, después”, Jean Paul.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos comentando la actualidad económica, financiera y de los mercados para lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta