Formación: Economía y salud financiera

Cuando te plantees seriamente participar con parte de tus ahorros en los mercados de inversión ya sea por la vía de los fondos de inversión o directamente a través de la compra de acciones de empresas cotizadas en Bolsa deberás pensar que tipo de formación financiera has alcanzado a lo largo de tu vida.

La adecuada formación inversora es un pilar fundamental para aquellos que pretendan rentabilizar al máximo su dinero en los mercados de renta variable y esta formación en un periodo temporal bastante prolongado deberá ser constante, de nivel contrastado y sobre todo de calidad. Una buena formación sobre los temas económicos y financieros te facilitará entender conceptos, factores, datos e informaciones, muy interesantes y necesarias a lo largo de tu vida sobre todo cuando tengas que realizar gestiones de inversión asumiendo los correspondientes riesgos debidamente estudiados y planificados.

Una buena economía personal y familiar te capacitará para poder tomar importantes decisiones financieras a la hora de plantearte gestiones dinerarias como puedan ser la compra de una vivienda, la solicitud de un crédito o préstamo, la inversión, el ahorro para los estudios futuros de los hijos e incluso la previsión del final en el futuro laboral mediante la contratación de un plan de pensiones.

Cuando se adquiere una óptima formación en el mundo del dinero es cuando se puede llegar a disfrutar de la correspondiente salud financiera que ésta proporciona y la seguridad de tomar decisiones que afectarán positivamente a tus bolsillos a lo largo de la vida.Las muchas lecturas, análisis, gráficos, estudios y aprendizaje nunca asegurarán que los resultados finales en las inversiones en los mercados de valores sean positivos al 100%, pero te habilitarán a manejar con cierta solvencia los diferentes productos financieros a tu disposición para que obtengas beneficios en la mayoría de tus inversiones.

Deberás huir de los muchos adivinos o visionarios bursátiles que se prodigan en Internet, y que ofrecen altas rentabilidades garantizadas y además sin que tengas que asumir ningún riesgo financiero (simplemente esto no existe). Tampoco te debe servir de referencia didáctica el hecho de que alguien cercano a ti enseñe que ha conseguido unos beneficios del 25% o 35%, en solo unos meses o en un año de inversión.

COMENTARIOS Y CONSEJOS DE INVERSIÓN

Recuerda siempre que lo importante no es conseguir una alta rentabilidad de manera puntual en los mercados (la suerte del novato), porque esto además de crear una falsa sensación personal de acierto infalible y alto ego inversor suele ser el anticipo muy común de próximas pérdidas en cantidades dinerarias generalmente más abultadas.

Sabiendo por experiencia que nadie tiene la varita mágica de poder convertir 5.000 euros en 30.000 euros en solo unos meses (por ejemplo), o que un inversor novel se puede formar y preparar adecuadamente mediante un milagroso curso bursátil acelerado de 20 días. Deberás asimilar de manera sensata que solo la formación impartida por profesionales del sector financiero con alta cualificación (debidamente legalizados) te servirá de base óptima para una acertada formación inversora y al igual que nadie pondría su vida en manos de un piloto que no tenga carnet, deberás considerar oportuno y razonable al invertir tu dinero recibir asesoramiento financiero por parte de personas que con excelente formación te faciliten tu: “Economía y salud financiera”.

Artículos relacionados:

La frase elegida para este artículo dice así:

Un corredor de Bolsa me sugirió que comprara un producto que triplicaría su valor cada año. Le dije: “A mi edad ni siquiera compro plátanos verdes”.

Claude D. Pepper

Deja una Respuesta