Finanzas Personales 101: ¿Qué es el capital social?

El concepto de capital social no parece tener, a primera vista, ninguna relación directa con las finanzas personales, pero vemos una y otra vez cómo el capital social puede producir un impacto positivo (o negativo) en nuestro estado financiero. Echemos un vistazo.

Relaciones

Las relaciones con otras personas constituyen la base del éxito financiero muchas más veces de lo que pensamos, desde el trabajo que queremos hasta la carrera profesional con la que soñamos. Las relaciones que establecemos nos ayudan en muchas ocasiones a dar el primer paso.

Mi primer trabajo me lo ofreció una persona que se había hecho amiga de mi madre. Poco después, logré mi siguiente puesto a través de una amistad que había hecho en ese trabajo. Y que no se me malentienda, estaba cualificada para ambos trabajos, pero al conocer personas que podían recomendarme tenía una ventaja añadida al resto de los candidatos.

Las relaciones que establecemos son una llave. Cuantas más relaciones positivas mantengamos con otras personas, más puertas se nos abrirán.

Construyendo relaciones

La base más profunda de las relaciones es el intercambio de cosas valiosas. Tus amigos y tus compañeros o socios te dan información, buenos tratos, productos, entretenimiento, y un montón de cosas más, y tú ofreces lo mismo a cambio.

Por ejemplo, tengo en un amigo que es la persona a la que todo el mundo acude cuando hay que hacer obras en casa. Tengo otro al que acudo si necesito consejo bancario o financiero. Con un par de amigas siempre puedo salir por ahí, a veces hasta la madrugada.

En cada caso, hay un intercambio de valor. La gente con la que me relaciona me ofrece su sentido del humor, sus conocimientos, su tiempo, sus conexiones, sus habilidades…, y a cambio, yo les ofrezco lo mismo.

Capital social

La idea de “capital social” desde un punto de vista sociológico es bastante simple. Construyes capital social cada vez que ofreces algo en una relación sin esperar nada a cambio.

Imaginemos que quieren organizar una fiesta en tu empresa, pero nadie se ofrece para organizarlas. Entonces te ofreces voluntario y lo coordinas todo. Eso te genera algo de capital social dentro de la organización.

De igual forma, si el ordenador de unos de mis amigos se estropea y yo se yo se lo arreglo, estoy ganando un poco de capital social en mi relación con él.

Si un amigo necesita un trabajo y somos capaces de ayudarle a conseguirlo, estamos ganando capital social.

¿Qué tiene esto de bueno?

Pues que el capital social genera dividendos. Si tienes mucho capital social, la gente te reconocerá por la calle y te saludará. Les hablarán a otras personas bien de ti cuando no estés presente. Estas cosas son una pequeña parte de lo que un sólido capital social nos puede proporcionar.

El capital social también se puede gastar. Si te pasas mucho tiempo ayudando a otros y después tú necesitas ayuda, puedes gastar algo de ese capital pidiendo ayuda. Te beneficiarás de los esfuerzos que has hecho acumulándolo cuando encuentres los apoyos que necesitas disponibles.

El capital social se puede reinvertir. Si alguien te llama y te ofrece algo que puede tener valor para ti (como consecuencia del capital social que ya has conseguido), puedes cogerlo (gastar parte del tuyo) y ofrecérselo a otro (acumulando más capital).

Acumulando capital social

La mejor forma de acumular capital social es prestarles tu ayuda a otros sin pedir nada a cambio. Ayuda a la gente que conoces. Preséntate voluntario para las tareas difíciles.  Sé un apoyo para tu familia y tus amigos.

Hazlo regularmente y empezarás a acumular capital social. La gente pensará – y hablará – de forma distinta acerca de ti. Cada vez te llegarán más cosas buenas.

También es cierto que, en ocasiones, la gente parece coger y coger sin dar nada a cambio. Si piensas que ese es el tipo de gente que te rodea, puede que sea verdad – o puede ser que nunca hayas gastado parte del capital que tienes. Pide algún favor.

Si ves que hay gente a la que has ayudado en múltiples ocasiones que no te ayuda, ten en cuenta que se trata de personas a evitar. A la larga, los acabará por evitar mucha más gente.

¡Buena suerte!

Si este artículo te ha parecido interesante y hablas inglés, visita thesimpledollar.com.

One Response to “Finanzas Personales 101: ¿Qué es el capital social?”

  1. | Comparativa Bancos

    [...] mundo de las finanzas personales está lleno de conceptos confusos, ecuaciones enigmáticas y cientos de profesionales que dan [...]

    Responder

Deja una Respuesta