Trading: Definición y conceptos básicos

Existen diferentes formas de operar en los mercados de valores para intentar alcanzar el loable deseo de obtener el éxito inversor traducido en altas rentabilidades y buenos beneficios dinerarios para nuestros bolsillos.

Uno de los métodos de inversión bursátil más conocido y extendido es el llamado “trading” que con su peculiar operativa hace posible la generación de muchos pequeños beneficios de manera reiterada, pero también a su vez puede ocasionar pérdidas por diversos fallos en su utilización estratégica o de planificación. Veamos a continuación para todos nuestros muchos lectores y seguidores de Consejos Bolsa en qué consiste el trading.

¿QUÉ ES EL TRADING?

Realizar trading en los mercados de Bolsa es negociar o especular con la compra-venta de acciones u otros productos financieros a fin de generar rentabilidades en muy corto periodo temporal. A diferencia de lo que sería “invertir normalmente”, el trading utiliza plazos de días e incluso horas o minutos en su intento por aprovechar diferencias muy pequeñas en los precios de los títulos cotizados, para así obtener una inmediata rentabilidad a cambio de asumir altos riesgos financieros para el inversor. Se puede utilizar la inversión vía trading en diversos activos financieros como puedan ser las divisas (forex), acciones, futuros, commodities…etc.

CONCEPTOS BÁSICOS PARA OPERAR VÍA TRADING

Para operar vía trading solo es necesario abrir una cuenta de valores en un bróker legalmente autorizado como puedan ser un banco habitual o cualquier otra entidad financiera de las muchas que prestan este tipo de servicios y donde depositaremos nuestro dinero destinado a la inversión. Posteriormente, a través de un ordenador procederemos a operar en trading enviando las órdenes de compra-venta oportunas al mercado con la intermediación del bróker.

Para poder sobrevivir con éxito en el mercado y conseguir aumentar el valor de nuestra cartera realizando trading se deberán cumplir disciplinadamente algunos preceptos o factores básicos a tener muy en cuenta por los pequeños y medianos inversores noveles. Veamos algunos de estos esenciales consejos:

  • Planificar una adecuada estrategia: Es importante tener previamente definidos estratégicamente y planificados los puntos de entrada y salida del mercado y sus metodologías podrán variar según se realicen sus diferentes modos operativos.
  • Trading intradiario (day trading): Abriendo y cerrando las posiciones en la misma sesión bursátil pero intentando realizar pocas operaciones.
  • Scalping: Operativas en muy corto plazo y reiteradas donde los inversores abren y cierran sus muchas operaciones en cuestión de minutos obteniendo con ello pequeños beneficios acumulativos.
  • Swing trading: Operaciones para varios días e incluso semanas, donde se intentan captar tendencias alcistas o bajistas para tener más posibilidades de éxito.
  • Control del riesgo: Es prioritario mantener “viva la cuenta” mediante una buena gestión del riesgo asumido, así como poder obtener resultados positivos de forma reiterada lo que nos lleva a recomendar no perder más de un 2% o 3% en cada operación vía trading.
  • El factor psicológico: Es tan importante como los anteriores y se basa esencialmente en tener un claro control emocional ante las situaciones complejas del mercado, con altas volatilidades o situaciones inesperadas de bruscos cambios de tendencias. Tan malo es para realizar trading el factor miedo o el bloqueo mental como la avaricia inversora por falta de formación.

Operar en los mercados por la vía del trading nunca será sencillo y nadie o ninguna buena estrategia nos podrán asegurar el deseado éxito inversor. En un mundo financiero tan voraz es importante aprovechar las lógicas fluctuaciones de los precios, pero esto también implicará asumir unos altos riesgos, que para los inversores menos experimentados requerirá a modo didáctico aprender y asimilar primero que es: “Trading: Definición y conceptos básicos”.

Artículos relacionados:

La frase elegida para este artículo dice así:

Diseñar las entradas de un sistema de Trading es difícil, pero diseñar las salidas es incluso más difícil y más importante.

G. Schutzman

Deja una Respuesta