Las siete diferencias básicas de la sanidad pública y la sanidad privada

Existe un juego muy típico y tradicional que es el de poner dos fotografías casi idénticas e identificar algunas diferencias entre ambas, muchas de ellas casi imperceptibles que se han realizado en una de las fotografías respecto a la otra. Esto que comúnmente se llama el juego de “las siete diferencias” o por el estilo, puede utilizarse también para mostrar las diferencias entre cualquier factor, en este caso entre la sanidad pública y la sanidad privada.

Por supuesto aquí no se va a ver ninguna fotografía y nombrar el juego anterior es una parábola, una metáfora de las diferencias existentes entre tener únicamente el seguro público de salud (que nadie se engañe, aunque habitualmente no se le llame seguro, es un seguro más, en este caso público) y tener uno de privado. Antaño, era muy fácil descubrir las diferencias entre ambos sistemas de sanidad, entre ambos sistemas médicos, en la actualidad las diferencias se han si no atenuado, si mezclado, y a veces se hace más difícil diferenciar entre lo uno y lo otro, pero las diferencias existen y son evidentes.

Probablemente esta sensación de difuminación entre sistemas se debe en muchas ocasiones a la colaboración o incluso convergencia entre ambos, o a la democratización de los sistemas privados alcanzando y penetrando estos entre casi todas las capas de la población, pero ello no quita que disponer de un seguro privado suponga algunas diferencias abismales respecto al sistema público que merecen ser comentadas.

Se podría hablar de muchas diferencias, pero si se tuviesen que mencionar tan solo siete siguiendo con el juego de las diferencias fotográficas probablemente serían dignas de ser mencionadas las siguientes: rapidez en la asistencia, elección de facultativos y centros a discreción, ausencia de espera para acceder a especialidades, atención exclusiva, servicios exclusivos, habitualmente contar con una cartera de centros y especialistas reconocidos y de los mejores del mundo, y por último destacar la posibilidad de personalizar el seguro escogiendo entre las diversas opciones, prestaciones, etc.

3 Responses to “Las siete diferencias básicas de la sanidad pública y la sanidad privada”

  1. Enrique Rus

    De hecho, en Suiza la sanidad es privada con cheques salud para los no pudientes y funciona de fábula.

    Responder
  2. Lusa

    Sí,sisisi.

    Responder
  3. Lisa

    No,nonono.

    Responder

Deja una Respuesta