La Bolsa y los tipos de interés

Diariamente se puede ver, leer u oír en los distintos medios de comunicación noticias sobre las subidas o bajadas de los tipos de interés en la zona euro y sus repercusiones lógicas sobre la economía, las finanzas y especialmente, sobre los mercados de valores bursátiles tan sensibles a sus fluctuaciones.

la-bolsa-tipos-interes-1

Para conocer más profundamente la simbiosis producida entre las tasas de interés oficial y sus consecuencias sobre la renta variable de empresas cotizadas en Bolsa vamos a recordar primeramente a nuestros “pequeños y medianos inversores”, que el tipo de interés es el precio que debemos pagar para que alguien nos preste su dinero. Cuando las que lo piden prestado son las mismas entidades financieras españolas al Banco Central Europeo –BCE- se suele aplicar un tipo oficial que actualmente se encuentra fijado en el 0,25%, debido a la crisis económico-financiera arrastrada desde hace varios años en Europa que ha obligado al organismo supervisor europeo a una fuerte relajación monetaria, para intentar reanimar las maltrechas economías periféricas entre las que actualmente se encuentra España.

Una vez sabido que son los tipos de interés veamos cuál es su afectación habitual en los mercados de valores, para ello, no debemos olvidar que la mayoría de las empresas cotizadas necesitan financiarse para mantener su actividad y dichos préstamos destinados a su expansión, consolidación o simple gestión de caja, deberán ser devueltos en los plazos acordados más sus intereses correspondientes. Por lo tanto, nos podemos encontrar a la hora de invertir en Bolsa con dos situaciones opuestas que deberemos tener muy presente antes de la compra de títulos cotizados:

  1. Que los tipos de interés estén altos: Esto ocasiona un encarecimiento de los préstamos contraídos por las empresas en su financiación con la consiguiente repercusión negativa en sus cuentas de resultados, que traducido al mercado de acciones, supondrá una menor rentabilidad de las mismas en sus cotizaciones por el desinterés de los inversores que pueden optar por la renta fija, que además de mayor rentabilidad, presentará un menor riesgo financiero.
  2. Que los tipos de interés estén bajos: Esta situación suele favorecer la inversión en Bolsa, por el efecto llamada que supone el “desplazamiento forzoso de capital” procedente de depósitos bancarios, que ya no pueden rentan lo mismo que lo hacían durante años pasados al reducirse los márgenes de las entidades bancarias. Cuando los tipos están excesivamente bajos como ocurre en la actualidad, se debe vigilar y tener en consideración antes de invertir que la empresa elegida en Bolsa no haya aprovechado esta situación para sobre-endeudarse, lo que le supondría un fuerte riesgo financiero en caso de recuperación futura de los tipos de interés.

CONSEJOS PARA ADELANTARSE A LOS CAMBIOS EN LOS TIPOS DE INTERÉS

la-bolsa-tipos-interes-2

Los tipos de interés al alza o a la baja son fijados por el BCE de forma muy estudiada y premeditada dependiendo de los ciclos económicos, las crisis financieras, la balanza de las exportaciones e importaciones, el nivel de paro o el impulso que necesite la economía de la euro zona para ser más competitiva a nivel del comercio mundial. Dentro de los muchos parámetros que deben tener en cuenta para su valoración existen dos principales que son:

  • El tipo de cambio: Es utilizado para hacer más atractiva una moneda a la hora de invertir en un país determinado y atraer la inversión extranjera, como ocurre de forma repetitiva en el tiempo en los países emergentes. Su efecto negativo se puede hacer sentir en la ralentización del sector productivo por el consiguiente encarecimiento de la financiación.
  • La inflación: Es el síntoma financiero más temido por los grandes bancos centrales del mundo y obligatoriamente condiciona las decisiones de subidas de tipos, dado que una alta inflación, se traduce en una situación económica de pérdida del poder adquisitivo por el encarecimiento progresivo de los productos, que no puede ni debe ser acompañada por un fuerte aumento de los sueldos, debido a la pérdida de competitividad empresarial que esta situación genera.

Una vez conocida y valorada la situación actual de los tipos de interés, el futuro inversor deberá estudiar que empresas se verán más afectadas ante una potencial subida de tipos, que por lógica financiera, se deberá producir en “La comunidad del Euro” en el momento en que el BCE atisbe un riesgo importante de inflación y esto lo traerá consigo la todavía lejana… ¡¡Recuperación de la actividad económica!!
¿Estás preparado en tus inversiones para pasar de ciclo económico?

Artículos relacionados:

La frase elegida para este artículo dice así:

El dinero que intentamos ganar en el mercado pertenece a otras personas que no tienen la más mínima intención de perderlo.

Alexander Elder

One Response to “La Bolsa y los tipos de interés”

  1. María de la HOz

    Muy interesantes los artículos, pero aquí lo que tratan es de que sea una experta financiera para invertir mi dinero. Si te sobran 100.000 € así es fácil arriesgarse. ¿O contrato a Robert Kiyosaki como asesor financiero?

    Responder

Deja una Respuesta