La avaricia rompe el saco

En varios artículos de esta sección Consejos de Bolsa, hemos leído unas frases aparentemente atribuidas a un importante personaje de las finanzas en Estados Unidos y a nivel mundial. Su nombre es Warren Buffet y en estas últimas semanas supuestamente ha sufrido muy de cerca lo que dice un viejo refrán español: “la avaricia rompe el saco”.

Hoy para nuestros lectores habituales vamos a recordar quienes son los implicados en este “feo”asunto, que afecta al mercado bursátil USA, y en especial a la gran empresa de inversión Berkshire Hathaway.

Veamos un poco de la biografía de los dos ejecutivos afectados por esta “anomalía” que en el lenguaje de bolsa normalmente se denomina “información privilegiada”.

Warren Buffet: Nació el 30 de Agosto de 1930 en Omaha, Nebraska (USA). Es un empresario y filántropo considerado como uno de los más grandes inversionistas del mundo. Es el mayor accionista y CEO (presidente) de Berkshire Hathaway. Tiene una fortuna personal estimada en 52 mil millones de dólares según la revista Forbes, que en el año 2010 lo clasificó como la tercera persona más rica del mundo tras Bill Gates y el número uno el empresario mejicano Carlos Slim.

Se le apoda en los círculos financieros como el “Oráculo de Omaha” por sus acertados posicionamientos en bolsa en momentos de crisis económica, además de ser conocido por su adhesión al valor de la inversión y por su filosofía de austeridad personal.

David L. Sokol: Nacido en 1956, Omaha – Nebraska (USA) ha sido considerado ampliamente como probable sucesor de Warren Buffet por ser unos de sus “brazos derechos” y hombre de confianza al hacerse cargo de la selección de objetivos de Berkshire -buscador de empresas para adquirir o invertir-.

DATOS Y FECHAS:

Todo se hace público el 28 de Marzo de 2011 cuando el Sr. Sokol presentó la dimisión de Berkshire y en un comunicado de prensa su “jefe” el Sr. Buffet indicó que en la adquisición de la empresa de lubricantes Lubrizol Corp. “no se había cometido ninguna ilegalidad “(como debe ser).

Pero algo no debía estar en regla, cuando en la tarde del miércoles 27 de Abril de 2011 un informe de la junta directiva de Berkshire Hathaway Inc, dijo que David Sokol había violado las reglas de la compañía sobre información privilegiada así como las de ética, por haber comprado acciones de Lubrizol Corp. de la manera siguiente:

  1. Entre los días 5 y 7 de enero de 2011 Sokol ejercita la compra de 96.060 acciones de Lubrizol a un precio límite de 104$ por acción.
  2. Entre los días 14 y 15 de enero de 2011 presenta la idea de adquisición de Lubrizol por parte de Berkshire a Warrent Buffet.
  3. El 25 de enero se reúne con el consejero delegado de Lubrizol.
  4. El día 13 de marzo la junta de Berkshire votó para adquirir Lubrizol a 135$ por acción.
  5. El resultado monetario para el Sr. Sokol –supuestamente- fue de aproximadamente 3 millones de dólares de plusvalías, por lo que el negocio le pudo salir “redondo”. Fuente: Alistair Barr en MarketWatch.

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

Los acontecimientos en este caso, llevan a los asesores y auditores de la empresa Berkshire a considerar realizar acciones legales contra Sokol para recuperar la cantidad ganada por su “gran” ejecutivo en perjuicio de la misma.

La perdida de confianza ha dañado la reputación de la compañía que celebra estos días su reunión anual de accionistas en Omaha (Nebraska) y que al hacer público el informe intenta proteger su alto estándar ético.

El octogenario Warren Buffet dijo que cuando se retire de la empresa: “dividirá todas sus funciones entre varios candidatos” a fin de diversificar el poder dentro de la corporación que hasta hoy está controlada por él mismo.

La dimisión de un alto ejecutivo por aprovechamiento de información privilegiada en cualquier importante empresa mundial crea una falsa sensación de impunidad ante la mirada de los “pequeños inversores”, que se ven impotentes ante tales “atropellos”.(Ver artículo “Rarezas y trucos en las inversiones”).

Es obligación de la empresa afectada depurar todas las responsabilidades y sanear claramente la imagen de esta, para restituir la confianza en los mercados y en los inversores sin olvidar la función de los organismos reguladores del mercado de bolsa (SEC en Estados Unidos) que deberán investigar y sancionar, si es necesario, a las personas o empresas que puedan haber cometido ilegalidades.

Como no podía ser de otra manera, la frase elegida para este artículo dice así: “Calcule las ‘ganancias del dueño’ para conseguir una reflexión verdadera del valor”. Warren Buffet.
Nosotros seguiremos “calculando” o pensando que “en casa del herrero cuchillo de palo” diga lo que diga el Sr. Buffet. (Visitar este enlace rápida y económica plataforma de contratación, con periodo de prueba gratis).
Para los lectores de esta sección de Consejos de Bolsa encontrarán aquí más información. Será otro día.

Deja una Respuesta