Goldman Sachs y la mano que mece la cuna

Queridos lectores, nos encontramos actualmente en una situación muy complicada en la euro zona tanto en el terreno político como especialmente en el económico, hasta el punto que empieza a ser insostenible para todos los países que la conforman desde los más pequeños y vulnerables como es el caso de Grecia, Irlanda o Portugal e incluso los poderosos como Francia y la “gran Alemania”.

La trasformación y cambio en el liderazgo político de los gobiernos dentro de la Unión Europea ha generado un vuelco en pocas fechas para los poderes ejecutivos heleno e italiano. Por todo ello hoy para nuestros “pequeños y medianos inversores” vamos a descubrir algo que resulta como poco curioso y que utilizando un símil cinematográfico le llamaremos: “Goldman Sachs y la mano que mece la cuna”.

Los cambios políticos se han realizado en países como Italia, Grecia o España, pero con una salvedad, y es que en este último país el giro político ha venido precedido por unas Elecciones Generales, hecho que no ha ocurrido en los dos primeros.
Tanto la opinión pública como los medios de comunicación parecen pasar por alto estos cambios realizados sin pasar por las urnas, dado que los líderes que han abandonado el poder no despertaban gran simpatía en muchos sectores de sus poblaciones respectivas.

La solución elegida para sustituir a los anteriores gobernantes de Italia y Grecia ha sido el cambio de políticos “democráticos” por los denominados “tecnócratas” que evidentemente no fueron elegidos por los ciudadanos y se presentan como los salvadores de una situación económica extrema a la que la población “se agarra” como balsa de salvación en medio de la tormenta financiera que no termina de pasar.

Hasta aquí todo es normal, dentro de las opciones de cualquier país para formar su propio gobierno, pero nos debemos detener en un conjunto de circunstancias y coincidencias que convergen desde la vieja Europa hasta una importante empresa situada al otro lado del Atlántico más concretamente en los EE.UU. Su nombre es Goldman Sachs.

  • Conozcamos qué es Goldman Sachs:

Es uno de los mayores grupos de inversión del planeta, fue fundado en 1869 y tiene su sede principal en Nueva York. Se ha convertido en el asesor financiero de muchas de las más grandes compañías, gobiernos y ricas fortunas del mundo por lo que maneja para sus clientes una gran variedad de inversiones en multitud de terrenos desde banca privada hasta inversiones inmobiliarias y todo lo relacionado con el mundo del dinero.

  • La sospechosa relación de Goldman Sachs con la euro zona:
  1. Lucas Papademos: Es el actual Primer Ministro de Grecia tras la dimisión de Papandreu, fue gobernador del Banco de la Reserva Federal de Boston entre 1993 y 1994. En el año 1998 pertenecía a una comisión fundada por la familia Rockefeller y sobre el año 2002 como Gobernador del Banco de Grecia junto con Goldman Sachs “arregló” las cuentas del país “maquillando” su déficit ante Bruselas.
  2. Mario Monti: En la actualidad es el Primer Ministro de Italia tras la dimisión del popular y mediático Silvio Berlusconi. Fue el director para Europa de la Comisión Trilateral de la familia Rockefeller y asesor de Golman Sachs durante el periodo en que Grecia e Italia presentaron sus cuentas de déficit ante Europa.
  3. Mario Draghi: Actual Presidente del Banco Central Europeo (BCE) en sustitución de Jean-Claude Trichet. Entre otros cargos en el Banco Mundial desde 1985 a 1990, fue Vicepresidente para Europa de Goldman Sachs entre 2002 y 2006.

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

Todos sabemos a estas alturas de la crisis económica europea que política y economía suelen ir unidas de la mano, pero que esa “mano que mece la cuna” precisamente sea la de uno de los más poderosos grupos de inversión y presión política del mundo nos debe generar cierta inquietud al resto de los mortales y más aún cuando la misma prensa estadounidense con cierto humor anglosajón lo llama: “El gobierno de Goldman Sachs en Europa”.

Estas casualidades o coincidencias, sin llegar a alarmar, si deben prevenir a los ciudadanos y el resto de los dirigentes europeos para poder evitar en Europa las manipulaciones históricas desarrolladas en zonas como América Central y del Sur donde las presiones económicas han derribado gobiernos e instaurados otros nuevos más afines al control de la industria financiera internacional.

¿Estaremos todavía en la zona euro a tiempo de parar las posibles manipulaciones financiero-políticas externas?

(Ver artículosEl capitalismo y sus continuos fallosyEl juego diabólico de la economía de mercado).

La frase elegida para este artículo dice así: “La mano que mece la cuna es la mano que conquista el mundo”, poema de William Ross Wallace.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos muy atentos a la actualidad económica para información de lectores como usted. Esto será otro día.

3 Responses to “Goldman Sachs y la mano que mece la cuna”

  1. WebbeR

    Supuestamente los gobernadores del BCE se eligen democráticamente… y bien es verdad, que el equipo de Goldman Sachs, es de lo más preparado y especializado …..

    Existen múltiples teorías de “conspiración” de que Goldman gobierna el mundo y tal… Que tiene mucho poder es obvio, pero hasta que punto??

    Responder
  2. Aitor Calero García

    Lo que me parece más increíble es que 27 países soberanos y democráticos tengan que supeditar sus políticas económicas, que deberían estar 100% orientadas a crear empleo y estimular la demanda, a los caprichos de agencias de calificación que defienden los intereses de sus clientes.

    La política siempre tiene que estar por encima de la economía. Y la economía debe ser una herramienta para mejorar la vida de los ciudadanos.

    Responder
    • Alfonso Ceron Valero

      La política y la economía siempre suelen viajar juntas.
      Lo que nunca pueden olvidar es que sus decisiones afectan gravemente a la vida de los ciudadanos.
      La preocupación de las poblaciones por la economía y el desinterés por la política, puede terminar por unos derroteros de difícil adivinación.

      Responder

Deja una Respuesta