El burro muerto y los negocios

Queridos inversores, el mundo de la actividad financiera destinada a la inversión en los mercados de renta variable está salpicado de cientos de anécdotas, dichos, frases humorísticas o cuentos e historias que ayudan a entender esta compleja y a la vez seductora forma de intentar ganar dinero. Por todo ello, hoy para nuestros pequeños y medianos inversores en un tono relajado y lenguaje coloquial, recordaremos una de esas historias cortas que suelen hacer pensar y recapacitar sobre la habilidad para los negocios y el dinero que estos pueden llegar a generar. Veamos lo que en tono distendido denominaremos: “El burro muerto y los negocios”.

Para empezar, observaremos como ante una desgracia empresarial, la astucia y visión de negocio hace solventar una inversión -a priori aparentemente frustrada- en un resultado monetario positivo para su protagonista, “El joven Chuck”:

“El joven Chuck se trasladó a vivir a Texas y procediendo a realizar la compra de un burro a un campesino por el valor de 100$. El granjero accedió a entregar el burro al día siguiente.

En dicha jornada siguiente, este último, llegó y dijo: “hijo lo siento pero tengo malas noticias, el burro se murió anoche”. Chuck le dijo: “Bien, entonces sólo deme mi dinero de vuelta. El agricultor dijo: “No puedo hacerlo, me lo gasté ayer”. Ante esta situación Chuck dijo: “Ok, entonces tráigame el burro muerto”. El granjero le preguntó: “¿Qué vas a hacer con él? Chuck dijo: “Lo voy a rifar”. El agricultor respondió: “No se puede rifar un burro muerto” a lo que Chuck dijo: “Claro que puedo. Déjame y no le digas a nadie que está muerto”.

Un mes más tarde, el campesino se reunió con Chuck y le preguntó: “¿Qué pasó con el burro muerto?”Chuck dijo: “Lo rifé vendiendo 500 boletos a dos dólares cada uno y obtuve un beneficio de 998$”. El anonadado agricultor dijo: “¿Y nadie se ha quejado?”Chuck le respondió: “Solo el hombre que ganó”. “Así que le devolví sus dos dólares de vuelta”… Los vecinos del lugar dicen que actualmente Chuck … trabaja para Goldman Sachs.

COMENTARIOS Y CONSEJOS

En esta coyuntura de indefinición bursátil, días de dudas, propagación de noticias económicas contradictorias, comunitarias y europeístas declaraciones desafortunadas y posteriormente desmentidos de la clase política en la vieja Europa, los pequeños inversores deberán permanecer atentos pero…NO IMPACIENTES…ante los volátiles movimientos de los mercados.

Actualmente, nos encontramos en los parqués de Bolsa en una situación de incertidumbre y falta de definición ante los grandes retos u obstáculos que deben solucionarse en las economías de la zona euro, para llegar a conseguir avanzar en la consecución de la salida de esta crisis de confianza que atraviesan varios países castigados, justa o injustamente, en las rentabilidades solicitadas por sus deudas soberanas, así como en las primas de riesgo respectivas – véase el caso de España e Italia – correspondientes a los frutos y consecuencias de las malas gestiones económico-financieras gubernamentales del pasado más cercano.

Las soluciones de esta crisis comunitaria están en manos de las múltiples reuniones y declaraciones del Sr. Draghi y el BCE, los Fondos de Estabilidad Europeos, el Eurogrupo, la Comisión Europea, el FMI, los gobiernos nacionales respectivos y entre otros -como figura política europea muy pétrea y resolutiva- las decisiones económicas de la canciller alemana Angela Merkel. Mientras tanto, el resto de los mortales inversores deberemos aprender del “joven Chuck” y agudizar el ingenio y la imaginación para poder comprar o vender nuestros propios…¡¡¡ burros bursátiles !!!

(Ver artículosEl banquero y el sapoyEl economista y el pescador).

La frase elegida para este artículo dice así: “De todos los animales de la creación el hombre es el único que bebe sin tener sed, come sin tener hambre y habla sin tener nada que decir”, John Steinbeck.
Nosotros en Consejos de Bolsa, seguiremos comentando la actualidad de los mercados para lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta