Nuestra selección

Cuenta Naranja de ING

Acceder
Comparar productos Reiniciar comparador
cajamar-vida

7.57 / 10
Rentabilidad0.74 %
Comparar Loading Agregar a favoritos
Página 1 de 20123451020...Último »

Las cuentas son contratos bancarios mediantes los cuales depositas un importe en una entidad para que sea custodiado por la misma. Esta entidad bancaria tiene la obligación de entregarte en efectivo y al instante la cantidad que le solicites sin compromiso alguno de permanencia a no ser que firmes lo contrario, normalmente a cambio de obtener condiciones adicionales.

Podrás encontrar diferentes tipos de cuentas destinadas principalmente a la operativa diaria de tu dinero como las transferencias o domiciliaciones de recibos y otras destinadas al ahorro.

Te aconsejamos que prestes atención principalmente al cobro de comisiones de la entidad por tener una cuenta abierta con ellos. Recuerda siempre que eres tú el que le estás prestando dinero al banco y lo utilizarán para obtener un rendimiento por él.

Cuentas corrientes

Las cuentas corrientes son las más comunes y las que utilizas simplemente para depositar tu dinero en el banco o caja de ahorros y no tenerlo debajo de la almohada. Con estas cuentas puedes realizar toda tu operativa diaria, ya sean transferencias bancarias a otras cuentas, domiciliación de recibos, ingreso de cheques o la utilización de tarjetas de débito o crédito.

Las cuentas corrientes pueden ser de depósito o de crédito. En las primeras, tú como cliente puedes ingresar unos fondos y retirarlos sin previo aviso en el momento que quieras. Con las segundas, es la entidad la que te proporciona un dinero hasta un cierto límite. Por esta oferta deberás pagar unos intereses.

Cuentas nómina

Las cuentas nómina no son más que cuentas corrientes a las que se les llama así para asociarlas más fácilmente a este concepto. Como las entidades están interesadas en que domicilies tu nómina o pensión para así asegurarse que todos los meses ingresas un dinero, suelen ofertas condiciones especiales, como la devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados en la misma o incluso regalos como televisiones.

Cuentas de ahorro

Las cuentas de ahorro son depósitos a la vista en los que puedes disponer del dinero inmediatamente y además recibir una rentabilidad por tu dinero. Históricamente las entidades bancarias ofrecían un interés mínimo o nulo en estas cuentas, incluso te cobraban por el mantenimiento de tu dinero pero gracias a la popularidad de la banca online.

Cada vez encontrarás mejores ofertas en este tipo de productos en el que podrás encontrar rentabilidades superiores a las que encuentras en depósitos a plazo fijo, sobre todo en plazos cortos de hasta tres y cuatro meses.

Cuentas remuneradas
Las cuentas remuneradas son a las cuentas de ahorro lo que las nómina a las corrientes. Es el mismo producto pero se les ha dado este nombre para dejar claro que obtienes una rentabilidad por tu dinero.

Cuentas vivienda

Las cuentas vivienda son cuentas de ahorro en las que el dinero depositado va destinado a la compra de una vivienda para así aprovechar las ventajas que el gobierno ofrece en este supuesto.