Crisis europea, gana Alemania

Queridos lectores, la situación actual de la economía europea se va desplazando de manera abrupta por un paisaje de subidas y bajadas de ánimos y confianza entre los miembros de la llamada zona euro.

Los distintos países que componen este “club” de economías desarrolladas se muestran dispuestos –cada uno a su manera- a intentar solucionar su propia crisis interna o cuando no, a paliar en lo posible las difíciles consecuencias que para sus ciudadanos les ha traído este momento de recesión y paro. Dentro de esta sociedad de europeos, destaca la fortaleza cada vez más evidente de la economía alemana y por ello hoy para nuestros “pequeños y medianos inversores”, vamos a intentar reflexionar sobre el concepto aparentemente irreal – pero cada vez más creíble - de: “Crisis europea, gana Alemania”.

Para empezar, partiremos de la base durante muchos años aceptada de que: “Lo que es bueno para Alemania es bueno para Europa” y la verdad es que así debería ser, pero al parecer la situación generada de inestabilidad en la euro zona presenta tres elementos beneficiosos para la economía más potente de Europa – Alemania – y deja a otros “socios” al borde de la ruina, desesperación y noches de insomnio. Veamos estos elementos:

  1. Situación en mínimos de la Deuda alemana: Actualmente sitúa la rentabilidad de sus bonos a 10 años en el 1,77%, mientras que por ejemplo el bono español en el mismo periodo alcanza el 5,22%, lo que supone un diferencial de 345 pb. Nos llama la atención, que en el año 2008 antes de comenzar la crisis de Deuda, las arcas alemanas pagaban más de un 3% de interés por las letras a seis meses y hace unos días llegó a colocar fácilmente 3.900 millones de euros a un tipo de -0,0122% -Sí, rentabilidad negativa-
  2. Fuerte bajada del Euro respecto al dólar: Estos días cotiza en su cambio con el dólar fluctuando entre 1,26$ / 1,27$, lo que supone para Alemania, como gran país exportador, un considerable ascenso de ventas de sus productos en el mercado internacional, con los beneficios que ello conlleva para la industria germana y la creación de empleo.
  3. Mano de obra cualificada de otros países euro: El efecto lógico del aumento de ventas es que Alemania se ha convertido en el país de referencia para conseguir empleo dentro de Europa, su tasa de paro es del 5,5% cuando en el año 2005 esta superaba el 11,4%, así su índice de producción industrial ascendió fulgurantemente entre el año 2009 cuando era del -15% hasta llegar en 2010 al 9%gran diferencia del 24% de incremento

Fuente: www.datosmacro.com , letrastesoro.es , www.ac-markets.com

COMENTARIOS Y CONSEJOS:

Todos estos datos anteriores nos llevan a constatar que la situación actual de la economía alemana es la mejor de los últimos años y justamente cuando más aprieta la crisis a la mayoría de sus socios, amigos y vecinos de la “Gran Europa Unida”.

Las excusas y justificaciones por parte de la clase política del centro de Europa, ante esta situación un tanto anómala dentro del sistema europeo, suele mostrarse en las declaraciones grandilocuentes como: “Alemania ha hecho muy bien sus deberes y otros países no” e incluso otras con mensajes y advertencias de reprimenda casi paternal del tipo: “Se deben corregir los despilfarros ocurridos años atrás en los países periféricos”, que teniendo su parte de razón, empieza a encubrir un método de trabajo de cara a sus votantes potenciales y que aparenta ser una estrategia económica de superioridad dentro de la UE.

El valor refugio de la Deuda alemana es incuestionable. Que los inversores globales “aparquen” su dinero con rentabilidades negativas en países como Suiza, Alemania u Holanda es relativamente normal, ya que de por todos es sabido que: “el dinero es excesivamente miedoso”. Pero la sospecha de que quizá los políticos alemanes con su gobierno a la cabeza y utilizando un dicho muy español, estén “mareando la perdiz” para seguir apuntalando sus finanzas en detrimento de las otras, es un rumor que se extiende cada vez con más insistencia entre los analistas, los mercados y muy pronto entre los ciudadanos europeos.

Mientras desde Bruselas o Berlín se aconsejan – a veces se exigen- fuertes recortes de gasto público en los países con problemas de Deuda lo que ocasiona una gran protesta social de los ciudadanos a sus gobiernos respectivos, los supervisores del Euro se distraen con un rosario de encuentros, reuniones, comités, asambleas, meeting, viajes de una capital europea a otra y de alguna manera –suponemos que involuntariamente- alargan la agonía y el deterioro económico, social e incluso en muchos casos familiar de millones de europeos.

Que los presupuestos nacionales tienen que ser realistas y austeros cuando se tienen deudas eso está claro y casi todos los ciudadanos lo entienden, pero que se prolonguen “sine die” las soluciones para esta crisis de manera artificial, para constante castigo a las naciones “más pobres” por motivaciones políticas internas o simplemente para sacar ventaja económico-financiera con respecto a sus competidores internacionales, se convierte en: ”Crisis europea, gana Alemania” lo que supone entrar en el terreno peligroso del abuso y la prepotencia de unos frente a otros y podría provocar incendiarias movilizaciones de respuesta antieuropeistas en las calles e incluso el resurgimiento de partidos de tintes ultranacionalistas .

El resultado de toda esta situación será muy incierto…¡¡¡ Para todos los europeos !!!

(Ver artículos “¿Qué falla en la solución de la crisis?” y “Bienvenidos sean los Eurobonos”).

La frase elegida para este artículo dice así: “El dinero es como el estiércol; si se esparce puede hacer mucho bien, pero si se amontona en un solo lugar huele como el infierno”, Junior Murchison.
Nosotros desde Consejos de Bolsa, seguiremos la actualidad económica y de los mercados para lectores como usted. Esto será otro día.

Deja una Respuesta